Divorcio en Maryland

El divorcio en Maryland, conocido también como divorcio absoluto, representa la disolución legal de un matrimonio por parte de un tribunal.

Este emite una orden denominada sentencia de divorcio o "decreto", la cual puede abordar diversos asuntos, como la pensión alimenticia (manutención del cónyuge), la división de los bienes matrimoniales, la manutención de los hijos y la custodia de los mismos.

¿Cuáles son los requisitos para el divorcio en Maryland?

Para poder solicitar el divorcio en Maryland es necesario cumplir algunos requisitos de residencia en el Estado. Se podrá llevar a cabo el divorcio cuando:

  • La causa del divorcio ocurrió fuera de Maryland: solo se puede solicitar el divorcio en el estado si los cónyuges han vivido en él durante al menos seis meses antes de la solicitud.
  • La causa del divorcio ocurrió dentro de Maryland: este requisito de los seis meses no se aplica. En ese caso, puede presentar la demanda de divorcio independientemente del tiempo que haya vivido en el estado.

¿Cuáles son las causas de divorcio reconocidas en Maryland?

Para poder obtener el divorcio en Maryland, uno de los cónyuges debe fundamentar su solicitud en al menos una de las tres causas aceptados por el tribunal:

  1. Consentimiento mutuo: Ambos cónyuges pueden acordar divorciarse y firmar un acuerdo escrito, llamado convenio o acuerdo de conciliación matrimonial, que aborde todos los aspectos relacionados con la pensión alimenticia, los bienes conyugales y el cuidado de los hijos menores o dependientes.
  2. Separación de 6 meses: Si los cónyuges han vivido separados e independientes, sin interrupción, durante al menos seis meses antes de presentar la solicitud de divorcio absoluto, pueden fundamentar su divorcio en este motivo. Aunque puedan residir bajo el mismo techo, deben llevar vidas separadas.
  3. Diferencias irreconciliables: Si uno de los cónyuges cree que el matrimonio no puede resolverse debido a diferencias irreconciliables, este motivo puede ser utilizado para solicitar el divorcio.

¿Qué es la pensión alimenticia del cónyuge?

La pensión alimenticia, también conocida como manutención conyugal, es un pago periódico que un excónyuge hace al otro, pero solo puede ser ordenado antes de que se dicte la sentencia de divorcio definitiva. Hay tres tipos de pensión alimenticia:

  1. Pensión alimenticia pendiente de litigio: Es un apoyo temporal que un cónyuge paga al otro mientras la demanda de divorcio está pendiente, es decir, antes de que se emita una sentencia definitiva de divorcio.
  2. Pensión alimenticia de rehabilitación: Proporciona apoyo por un período limitado o con un propósito específico, como permitir que un cónyuge obtenga educación o capacitación para ser autosuficiente. Es el tipo más común de pensión alimenticia.
  3. Pensión alimenticia indefinida: Ofrece apoyo continuo a un cónyuge sin un fin determinado, generalmente cuando uno de los cónyuges no puede volverse autosuficiente debido a su edad, enfermedad o incapacidad, o si ha habido un cambio significativo en el nivel de vida.

Si no hay un acuerdo entre los cónyuges, el tribunal decidirá sobre la pensión alimenticia, teniendo en cuenta factores como la duración del matrimonio, la situación financiera, la división de los bienes conyugales, los motivos del divorcio y la salud y edad de ambos cónyuges.

La pensión alimenticia puede modificarse o terminarse. Se termina con la muerte, el nuevo matrimonio del receptor o por decisión del tribunal para evitar resultados severos.