Acoso

El delito de acoso implica conductas persistentes y no deseadas dirigidas a una persona que causan temor, angustia o molestias. Puede incluir seguimientos, comunicaciones repetitivas, amenazas o comportamientos intrusivos. Las leyes varían, pero el acoso se persigue penalmente para proteger la seguridad y bienestar de las víctimas.
Ideas clave
  • En Estados Unidos, el acoso está regulado tanto a nivel federal como estatal, con leyes que varían entre estados pero que tienen el objetivo común de proteger a las víctimas.
  • Las víctimas de acoso pueden solicitar órdenes de restricción para impedir que el acosador se acerque o comunique con ellas.
  • En Estados Unidos, las consecuencias legales del acoso incluyen multas, prisión, órdenes de restricción y programas de rehabilitación para el acosador.
  • Las víctimas de acoso deben denunciar a la policía, solicitar órdenes de restricción, documentar los incidentes y buscar apoyo en organizaciones especializadas.
  • Las personas acusadas injustamente de acoso deben contratar un abogado, recopilar evidencia y evitar cualquier contacto con la acusadora para defenderse adecuadamente.

¿Qué es el delito de acoso?

El acoso es cualquier patrón de comportamiento repetitivo que tiene como objetivo o efecto acosar, intimidar o aterrorizar a otra persona. Estas conductas pueden incluir, pero no se limitan a:

  • Seguimiento persistente: seguir a una persona de manera constante y sin su consentimiento.
  • Llamadas telefónicas o mensajes no deseados: comunicaciones repetitivas que causan molestia o miedo.
  • Acoso en línea: uso de internet o redes sociales para enviar mensajes intimidatorios o amenazantes.
  • Aparición en lugares frecuentados por la víctima: presentarse en el trabajo, casa o lugares que la persona frecuenta sin su permiso.

El acoso puede ser tanto físico como psicológico, y puede tener un impacto significativo en la salud mental y emocional de la víctima.

¿Dónde se regula el delito de acoso en Estados Unidos?

El delito de acoso está regulado tanto a nivel federal como estatal en los Estados Unidos. Las leyes varían entre estados, pero todas tienen el objetivo de proteger a las víctimas de acoso. 

Algunas de las principales regulaciones son:

  • Ley de Violencia contra la Mujer (VAWA): esta ley federal proporciona protecciones para víctimas de violencia doméstica, acoso y acecho. Incluye disposiciones específicas para proteger a las víctimas y castigar a los perpetradores.
  • Códigos Penales Estatales: cada estado tiene leyes específicas que definen y penalizan el acoso. Por ejemplo, en California, el acoso se regula bajo el Código Penal Sección 646.9, que tipifica como delito el acoso repetitivo que causa temor en la víctima.

(a) Cualquier persona que deliberada, maliciosa y repetidamente sigue o acosa deliberada y maliciosamente a otra persona y que hace una amenaza creíble con la intención de hacer que esa persona tema razonablemente por su seguridad o la seguridad de su entorno inmediato. familia es culpable del delito de acecho, punible con pena de prisión en una cárcel del condado por no más de un año, o con una multa de no más de mil dólares ($1,000), o con esa multa y prisión, o con prisión en la prisión estatal.

(...)

Sección 646.9. Título 15 del Código Penal de California

  • Órdenes de restricción: las víctimas de acoso pueden solicitar órdenes de restricción en los tribunales, las cuales prohíben al acosador acercarse o comunicarse con la víctima.

Una orden de protección de emergencia es válida sólo si es emitida por un funcionario judicial después de realizar las conclusiones requeridas por la Sección 6251 y de conformidad con una solicitud específica de un funcionario encargado de hacer cumplir la ley.

Artículo 6250.3. Capítulo 2 del Código de Familia de California

¿Qué tipos de acoso existen en Estados Unidos?

En Estados Unidos, el acoso puede manifestarse de diversas formas, cada una con características y consecuencias específicas:

  1. Acoso psicológico:
    • Intimidación: conductas que buscan infundir miedo o inseguridad en la víctima.
    • Humillación: comentarios o acciones que ridiculizan o menosprecian a la persona.
    • Insultos y amenazas: lenguaje ofensivo o promesas de daño físico o emocional.
  2. Acoso físico:
    • Agresiones: cualquier tipo de contacto físico no deseado que causa daño o incomodidad.
    • Amenazas de violencia: declaraciones que implican la intención de causar daño físico.
  3. Acoso sexual:
    • Comentarios inapropiados: lenguaje de naturaleza sexual que resulta ofensivo o no deseado.
    • Insinuaciones sexuales: propuestas o sugerencias de naturaleza sexual.
    • Conductas físicas no deseadas: tocamientos, acercamientos indebidos u otras formas de contacto físico no consentido.
  4. Acoso en línea (ciberacoso):
    • Mensajes intimidatorios: correos electrónicos, mensajes de texto o publicaciones en redes sociales que amenazan o asustan a la víctima.
    • Difusión de información personal: compartir datos privados de la víctima sin su consentimiento.
    • Suplantación de identidad: creación de perfiles falsos o enviar mensajes en nombre de la víctima.
  5. Aislamiento social:
    • Exclusión deliberada: dejar fuera a la persona de actividades laborales o sociales.
    • Marginación en el lugar de trabajo: ignorar o minimizar las contribuciones de la víctima.
  6. Acoso basado en características protegidas:
    • Acoso racial: comportamientos ofensivos o discriminatorios basados en la raza o el origen étnico.
    • Acoso por discapacidad: trato discriminatorio hacia personas con discapacidades.
    • Acoso por edad: conductas ofensivas dirigidas a personas mayores.
    • Acoso por orientación sexual: discriminación o conductas ofensivas hacia personas por su orientación sexual.

¿Cuáles son las consecuencias legales del acoso?

Las consecuencias legales del acoso pueden variar dependiendo de la gravedad del comportamiento y las leyes del estado específico. Entre las posibles sanciones se incluyen:

  • Multas: sanciones económicas impuestas al acosador.
  • Prisión: dependiendo de la gravedad del acoso, el perpetrador puede enfrentar tiempo en prisión.
  • Órdenes de restricción: prohibiciones legales que impiden al acosador acercarse a la víctima.
  • Programas de rehabilitación: en algunos casos, los acosadores pueden ser obligados a participar en programas de tratamiento o rehabilitación.

¿Cómo pueden las víctimas protegerse del acoso?

Las víctimas de acoso tienen varias opciones para protegerse y buscar ayuda:

  • Denunciar a la Policía: informar a las autoridades sobre el acoso es un paso crucial para obtener protección legal.
  • Solicitar una Orden de Restricción: las víctimas pueden obtener una orden de restricción para evitar que el acosador se acerque.
  • Documentar el acoso: mantener un registro detallado de todos los incidentes de acoso puede ser útil para futuras acciones legales.
  • Buscar apoyo: organizaciones de apoyo a víctimas de violencia y acoso pueden ofrecer asistencia y recursos.

¿Qué hacer si eres acusado de acoso injustamente?

Si alguien es acusado injustamente de acoso, es importante tomar medidas legales para defenderse:

  • Contratar un abogado: un abogado especializado puede ayudar a entender las leyes aplicables y defender los derechos del acusado.
  • Recopilar evidencia: reunir pruebas que demuestren la inocencia o que refuten las acusaciones.
  • Evitar contacto con la acusadora: mantener distancia y evitar cualquier comportamiento que pueda ser interpretado como acoso.

Conclusión

El delito de acoso es una infracción seria que puede tener consecuencias devastadoras para las víctimas. Entender las leyes y las protecciones disponibles es esencial para enfrentar esta situación de manera efectiva y segura.

Categorías: Delitos,Derecho Penal