¿Cuánto tarda un divorcio en Texas?

El tiempo que tarda un divorcio en Texas puede variar considerablemente dependiendo de varios factores, incluyendo si el divorcio es contestado o no contestado.

Un divorcio no contestado, donde ambas partes están de acuerdo con todos los términos del divorcio (como la división de bienes y la custodia de los hijos), puede ser relativamente rápido. En Texas, hay un período de espera obligatorio de 60 días, lo que significa que el divorcio no puede ser finalizado hasta que hayan pasado al menos 60 días desde la fecha en que se presentó la petición de divorcio. Por lo general, un divorcio no contestado puede completarse en unos 2 a 3 meses después de que se presenta la petición, si todo procede sin complicaciones.

Por otro lado, un divorcio contestado, donde las partes no están de acuerdo y necesitan que un tribunal decida sobre los términos del divorcio, puede tomar mucho más tiempo. Estos divorcios pueden durar de 6 meses a varios años, dependiendo de la complejidad de los asuntos en disputa y la congestión del tribunal. Factores como la división de activos importantes, la custodia de los hijos, y el apoyo conyugal pueden prolongar el proceso.

Es importante consultar con un abogado especializado en derecho familiar para obtener una estimación más precisa basada en las circunstancias específicas de su caso.

Conceptos relacionados