Acto administrativo

El acto administrativo se refiere a la decisión tomada por una entidad del Estado dentro del marco legal. La cual tiene como propósito evaluar los intereses, derechos u obligaciones de las personas u otras instituciones públicas en diversas circunstancias.

Bajo este enfoque, los actos administrativos deben tener como base un fundamento legal. Es decir, que cualquier decisión o actuación de la autoridad tiene que estar sujeta a los principios y procedimientos establecidos por ley.

En el Perú, un acto administrativo representa un componente elemental de la gestión pública en general y del sistema legal.   

Principios legales del acto administrativo

El acto administrativo constituye una decisión o acción tomada por una entidad pública en el ejercicio de su autoridad y deberes. Lo cual se sustenta en los criterios definidos en el artículo 1 de la Ley de Procedimiento Administrativo General.

Además, el artículo 2 de la Ley Nº 27444 sostiene dos modalidades del acto administrativo, las cuales son:

  1. Si la ley lo permite, la autoridad puede definir condiciones, términos o plazos en un acto administrativo. Esto siempre y cuando estos elementos normativos contribuyan al cumplimiento de la finalidad pública del acto.
  2. Cuando la autoridad emite un acto o una decisión, las modalidades adicionales no pueden ser utilizadas contra el propósito que tiene el acto administrativo.

Requerimientos de validez de un acto administrativo

Según el artículo 3 de la Ley de Procedimiento Administrativo General, se consideran como requerimientos de validez para un acto administrativo los siguientes aspectos:

  • Competencia: ser emitido por la autoridad facultada en razón de la materia, territorio, grado, cantidad o tiempo. Es decir, que todo acto debe ser presentado por entidades autorizadas y bajo los procedimientos adecuados.
  • Contenido: los actos administrativos deben expresar de forma clara su propósito con la intención de establecer los efectos jurídicos. Por lo tanto, el contenido se ajusta a lo dispuesto en el marco normativo legal.
  • Finalidad pública: el acto administrativo debe ajustarse a los objetivos definidos en la ley que confieren a la autoridad la facultad para emitir dicho acto.
  • Motivación: para que sea válido el acto debe presentar una motivación conforme al ordenamiento legal establecido.
  • Procedimiento: antes de efectuar la emisión del acto, este debe estar conforme al procedimiento definido por normativa.

Formas previstas para el acto administrativo

Con base al artículo 4 de la Ley Nº 27444, las formas de los actos administrativos deben considerar los siguientes aspectos: 

  • Todo acto administrativo deberá ser expresado de manera escrita, a menos que el marco normativo vigente establezca alguna salvedad.
  • En el acto emitido se deben indicar fecha, lugar, nombre de la autoridad y la firma que corresponde.
  • Si un acto administrativo es generado por medios digitales, debe expresar de manera clara el nombre y cargo de la autoridad pública que lo emite.
  • Cuando se emiten varios actos administrativos de la misma naturaleza, se puede utilizar la firma mecánica. También es posible integrarlos en un documento bajo una misma motivación, considerando la presentación individual de los administrados sobre los cuales recaen los efectos del acto emitido.