Anatocismo

El anatocismo es la acumulación al capital de intereses vencidos y no satisfechos, para que este montante genere también intereses.

¿En qué consiste el anatocismo?

El anatocismo consiste en acumular al capital de un préstamo los intereses vencidos y no satisfechos, para que estos a su vez generen nuevos intereses. En síntesis, a lo que nos estamos refiriendo, en México se denomina "intereses sobre intereses”.

El impago de un préstamo o el retraso en el pago de este siempre tiene consecuencias: el pago de intereses de demora o moratorios. Pues bien, los intereses generados por estos intereses adicionales se denominan anatocismo.

¿Qué implicaciones supone el anatocismo?

Del término jurídico de anatocismo se deducen tres aspectos básicos del concepto:

  1. El anatocismo se entiende desde una doble vertiente, civil y mercantil.
  2. En la jurisdicción civil, se aplica sin necesidad de ser pactados, es decir, se devengan intereses de los intereses, pero para esto es necesario reclamación judicial.
  3. Al contrario que en la regulación civil, en la mercantil, los intereses vencidos y no atendidos no generan interés ninguno. Salvo que así se pacte entre las partes.

En resumen, el anatocismo supone nuevos intereses de los ya vencidos y no satisfechos.

¿A qué ramas del Derecho compete el anatocismo?

Generalmente, en cada país existe una referencia al anatocismo de manera directa en la jurisdicción civil y otra indirecta en la mercantil.

Es decir, esta figura la podemos encontrar en la jurisdicción civil, en la que se generan tras la correspondiente reclamación judicial, y también en el orden mercantil, en el que, a pesar de no estar previstos inicialmente, las partes los pueden establecer previo pacto.

Sin embargo, si nos centramos en el Código Civil Federal de México y en el de Comercio, no se hace referencia expresa al anatocismo en ninguna parte.