¿Cuál es la diferencia entre juicio por delito leve y juicio rápido?

El procedimiento del juicio por delito leve está regulado en los artículos 962 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim), y está reservado a la instrucción y enjuiciamiento de los delitos leves. A su vez, los delitos leves son aquellos a los que se refiere el artículo 13.3 del Código Penal, y, por lo tanto, a los que corresponde alguna de las penas del artículo 33.4 del mismo.

Por otro lado, el procedimiento del juicio rápido se regula en los artículos 795 y siguientes de la Lecrim, y resulta de aplicación a aquellos delitos que cumplen los siguientes requisitos:

  • Contemplar de privación de libertad por plazo no superior a 5 años, u otras penas, únicas, conjuntas o alternativas, cuya duración no supere los 10 años, independientemente de su cuantía.
  • Que el proceso penal se incoe por atestado policial.
  • Que la Policía Judicial haya detenido a una persona y la haya puesto a disposición del juzgado de guardia, o, sin haberla detenido, que la haya citado ante el juzgado de guardia como denunciado en el atestado policial.
  • Tiene que darse alguno de los siguientes casos:
    • Que se trate de un delito flagrante, conforme a lo establecido en el artículo 795.1.1ª de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
    • Que se trate de alguno de los delitos a los que se refiere el artículo 795.1.2ª de la LeCrim.
    • Que se trate de un hecho punible cuya instrucción se prevea sencilla.
Conceptos relacionados

¿Buscas abogado especialista en juicios rápidos?

¿Buscas abogado especialista en juicios rápidos?

En Asistencia Legal Inmediata encontrarás un equipo de abogados penalistas expertos en juicios rápidos que trabaja en toda España. Pon tu defensa en manos de especialistas.

Infórmate
Consultas relacionadas con Juicio rápido
Consultas relacionadas con Delitos leves