Acción posesoria

La acción posesoria es aquella que está estipulada por el Código Civil Colombiano y ayuda a que una persona pueda recuperar una posesión que haya perdido. Esto funciona con bienes inmuebles del que no tiene derecho como dueño, pero sí como poseedor.

En la posesión se da la posibilidad de que una persona pierda o tenga la propiedad sobre un inmueble. En caso de que pierda su derecho y se le dé a un individuo que tampoco es el verdadero dueño, puede emplear la acción posesoria para hacer el intento de recuperar su derecho sobre el inmueble.

Esto puede ser útil en situaciones que son usuales en barrios de invasión. En estos supuestos, alguien puede ocupar algún terreno sin pertenecerle y hacer algún tipo de construcción sobre este. Puede darse el caso en el que la persona que habita allí o que realizó la construcción se vaya por un tiempo, y cuando vuelve su vivienda se encuentra ocupada por otra persona que no tiene nada que ver con esta.

Acción posesoria en el Código Civil

En el Código Civil colombiano se define la función de las acciones posesorias en el artículo 972 así: “tienen por objeto conservar o recuperar la posesión de bienes raíces, o de derechos reales constituidos en ellos”.

Las acciones posesorias tienen por objeto conservar o recuperar la posesión de bienes raíces, o de derechos reales constituidos en ellos.

Artículo 972 del Código Civil

Dentro del artículo siguiente, en el 973 se habla de la improcedencia de la acción posesoria. Se dice que no puede existir una acción posesoria sobre aquellas cosas que no pueden ser ganadas mediante prescripción. Aquí se incluyen aspectos como las servidumbres que son inaparentes y las discontinuas.

Sobre las cosas que no pueden ganarse por prescripción, como las servidumbres inaparentes o discontinuas, no puede haber acción posesoria.

Artículo 973 del Código Civil

El titular de la acción posesoria se define en el artículo 974. Se menciona que no puede ser instaurada una acción posesoria por quien no “ha estado en posesión tranquila y no interrumpida un año completo”.

No podrá instaurar una acción posesoria sino el que ha estado en posesión tranquila y no interrumpida un año completo.

Artículo 974 del Código Civil

Características de la acción posesoria

En este caso se entiende que si se quiere emplear esta figura se requiere que dos características se cumplan: la primera es que la toma de posesión de la propiedad se haya dado de manera tranquila, sin perturbar la paz. El segundo elemento tiene que ver con el demostrar que la posesión se tiene hace al menos un año de manera ininterrumpida.

Es vital que existan pruebas y que éstas se rijan por los medios probatorios existentes dentro del Código Civil. Es importante revisar y alinear los sustentos probatorios a estas.

Plazos a tener en cuenta

En el artículo 976 se regula la prescripción de esta acción. Al igual que los derechos y acciones civiles, puede prescribir “al cabo de un año completo, contado desde el acto de molestia o embarazo inferido a ella. Las que tienen por objeto recuperarla expiran al cabo de un año completo, contado desde que el poseedor anterior la ha perdido.

Si la nueva posesión ha sido violenta o clandestina, se contará este año desde el último acto de violencia, o desde que haya cesado la clandestinidad. Las reglas que sobre la continuación de la posesión se dan en los artículos 778, 779 y 780 se aplican a las acciones posesorias”.

La acción posesoria es una herramienta para proteger el derecho a poseer y habitar un espacio que ha sido cuidado y hasta construido por alguien que no es su propietario legítimo.