¿Quién se queda con la casa en un divorcio con hijos mayores?

En un divorcio, la asignación de la casa familiar depende de varios factores y no sigue una regla única. Si los hijos son mayores de edad, esto influye en la decisión, ya que no hay necesidad de proporcionarles un hogar estable como se haría con hijos menores. Los principales factores que se consideran incluyen:

  • Acuerdo entre las partes: si ambas partes llegan a un acuerdo sobre quién se quedará con la casa, este acuerdo puede ser aceptado por el juez.
  • Propiedad y bienes: si la casa está a nombre de una sola persona antes del matrimonio, podría quedarse con esa persona, a menos que haya acuerdos prenupciales o capitulaciones matrimoniales que indiquen lo contrario.
  • Compensación económica: si una de las partes ha contribuido significativamente al hogar o a la familia, podría recibir una compensación económica en lugar de la propiedad de la casa.
  • Situación económica de cada parte: se considerará la capacidad económica de cada cónyuge para mantenerse tras el divorcio.
  • Custodia de hijos dependientes: aunque en este caso los hijos son mayores, si alguno de ellos es dependiente (por ejemplo, por motivos de salud), podría influir en la decisión.
  • Legislación local: las leyes varían según el país o estado, y es fundamental conocer las leyes específicas de la jurisdicción donde se tramita el divorcio.
Conceptos relacionados