¿Cuándo no procede una demanda de pensión alimenticia?

Una demanda de pensión alimenticia puede no proceder bajo ciertas circunstancias específicas. Los factores que pueden impedir que una demanda de pensión alimenticia sea exitosa incluyen:

  • Emancipación del hijo: si el hijo ya es legalmente emancipado, ya sea por alcanzar la mayoría de edad establecida por el estado, casarse, o unirse a las fuerzas armadas, generalmente no procede una demanda de pensión alimenticia. La mayoría de los estados consideran que la obligación de pagar pensión alimenticia termina cuando el hijo cumple 18 años, aunque algunos estados extienden esta obligación hasta que el hijo termina la educación secundaria o incluso más allá si el hijo está cursando estudios universitarios.
  • Acuerdo previo: si los padres han llegado a un acuerdo legalmente vinculante en cuanto a la pensión alimenticia que ha sido aprobado por un tribunal, una nueva demanda puede no proceder a menos que haya un cambio significativo en las circunstancias, como una alteración considerable en los ingresos o necesidades del hijo.
  • Muerte del padre o del hijo: la obligación de pagar pensión alimenticia generalmente termina con la muerte del padre obligado a pagar o del hijo receptor de la pensión.
  • Falta de jurisdicción: si el tribunal en el que se presenta la demanda no tiene jurisdicción sobre el caso o sobre las partes involucradas, la demanda de pensión alimenticia no procederá. Esto puede suceder si las partes viven en diferentes estados o países y no se cumplen los requisitos legales para que el tribunal tenga autoridad sobre el caso.
  • Inexistencia de la relación paternofilial: si no se ha establecido legalmente la paternidad o maternidad, no procede una demanda de pensión alimenticia. En estos casos, primero debe establecerse la paternidad o maternidad a través de pruebas de ADN u otros medios legales antes de proceder con la demanda.
Conceptos relacionados