¿Qué pasa si demandan a una persona y no tiene cómo pagar?

Si demandan a una persona y no tiene cómo pagar, las consecuencias dependen del tipo de deuda y de las leyes del estado donde se encuentre. En general, si un demandado no puede satisfacer un fallo monetario de un tribunal, el acreedor (la persona o entidad que ganó el juicio) tiene varias opciones para intentar cobrar la deuda.

  1. Embargo de salario. Un acreedor puede obtener una orden judicial para embargar una parte del salario del deudor. Sin embargo, la Ley de Protección del Crédito al Consumidor (Consumer Credit Protection Act) limita la cantidad que puede ser embargada a un máximo del 25% del ingreso neto del deudor después de deducciones obligatorias, o la cantidad por la cual los ingresos semanales del deudor superan 30 veces el salario mínimo federal, lo que sea menor.
  2. Embargo de cuentas bancarias. El acreedor puede embargar las cuentas bancarias del deudor. Esto implica obtener una orden judicial para congelar y tomar dinero de las cuentas bancarias del deudor hasta el monto de la deuda.
  3. Lien de propiedad. Un acreedor puede colocar un gravamen sobre la propiedad del deudor, como una casa o un automóvil. Esto significa que el deudor no podrá vender la propiedad sin pagar la deuda.
  4. Venta de activos. En algunos casos, un tribunal puede ordenar la venta de activos personales del deudor para pagar la deuda.

Si el deudor realmente no tiene los medios para pagar y no posee activos significativos, el acreedor podría no ser capaz de recuperar la deuda. En estos casos, el deudor podría considerar declararse en bancarrota como una opción para resolver la situación. La bancarrota puede liberar a una persona de la obligación de pagar algunas deudas, pero tiene consecuencias significativas, incluyendo un impacto negativo en su puntaje de crédito y la posibilidad de perder algunos activos.

Es importante destacar que ciertos tipos de ingresos y activos están protegidos de los acreedores. Por ejemplo, beneficios sociales como la Seguridad Social, pensiones de veteranos, y otros tipos de asistencia pública generalmente no pueden ser embargados.

En resumen, si alguien es demandado y no puede pagar, enfrentará un proceso legal donde los acreedores pueden intentar recuperar la deuda a través de diversos métodos. Sin embargo, existen leyes federales y estatales que protegen ciertos ingresos y activos de la ejecución para asegurar que los deudores retengan lo mínimo necesario para vivir.