Grados de discapacidad

Los grados de discapacidad indican el nivel de limitación física, mental o sensorial que tiene una persona. De hecho, el Ministerio de Salud peruano establece la escala con relación al nivel de dependencia de la persona con discapacidad.

En otras palabras, los grados de discapacidad muestran el nivel de dependencia de una persona expresado en una magnitud. Lo cual evalúa y califica un médico con objeto de precisar el apoyo o cuidado que requiere la persona.

Por otro lado, el CONADIS es el organismo público encargado de planificar, coordinar y evaluar las políticas nacionales y sectoriales en materia de discapacidad.

Principios normativos asociados a los grados de discapacidad

Todas las personas que presentan alguna discapacidad tienen los mismos derechos que el resto de ciudadanos peruanos.  Esto con base a los parámetros del artículo 3 de la Ley General de la Persona con Discapacidad (ley N° 29973).

Además, el Estado garantiza un entorno accesible y equitativo que impulse su pleno desarrollo. Esto en conformidad con los criterios de la declaración universal de los derechos humanos.

Bajo este enfoque, los principios de actuación del Estado son los siguientes: 

  • Respeto a la dignidad, libertad e independencia de las personas con discapacidad.
  • La no discriminación a las personas con discapacidad bajo ninguna circunstancia.
  • Promoción de la participación e inclusión en la sociedad.
  • Igualdad de oportunidades.
  • Respeto a las diferencias y aceptación de la diversidad de condiciones.
  • Igualdad entre el hombre y la mujer que presenta alguna discapacidad.
  • El respeto integral a la evolución de las facultades de los niños con discapacidad.

Escala de los grados de discapacidad

Según criterios normativos, los grados de discapacidad son los siguientes: 

  • Grado 0: no existe ninguna limitación o discapacidad en la persona, conforme a la evaluación médica.
  • Grado 1: la persona realiza y mantiene una actividad con limitaciones, pero sin ayuda de un tercero. En este caso se establece una discapacidad leve en el individuo.
  • Grado 2: la persona realiza y mantiene una actividad, pero utilizando un dispositivo o con la colaboración de un tercero. Este nivel de limitación en un individuo se define como una discapacidad moderada.
  • Grado 3: representa una discapacidad moderada donde la persona requiere asistencia para efectuar y mantener una actividad. Es decir, que se requiere el apoyo de otra persona para ciertas situaciones.
  • Grado 4: la persona requiere asistencia por parte de un tercero la mayor parte del tiempo. Se considera en este caso una discapacidad severa.
  • Grado 5: el individuo no puede realizar ninguna actividad si no tiene asistencia de un tercero. Por lo tanto, existe dependencia de la presencia de otra persona todo el tiempo.
  • Grado 6: la actividad no se puede llevar a cabo o mantener aún con la asistencia de un tercero. Se considera que la persona en este caso presenta discapacidad completa.

Para determinar el grado de discapacidad en la evaluación médica se toman en cuenta la conducta, la comunicación y el cuidado personal. Además de ello, se incluyen las áreas de locomoción, disposición corporal y destreza en diferentes situaciones.