Concurso de acreedores

El concurso de acreedores es un procedimiento legal que se inicia cuando una persona jurídica o natural no puede pagar sus deudas.
Ideas clave
  • El concurso de acreedores es un mecanismo legal para ordenar la insolvencia de una empresa o persona que no puede cumplir con sus obligaciones de pago a los acreedores.
  • Proporciona soluciones justas y equilibradas para el deudor y sus acreedores, asegurando la máxima recuperación posible de los créditos.
  • El concurso de acreedores, en Ecuador, está regulado principalmente por el Código Orgánico General de Procesos.
  • El concurso puede ser voluntario (solicitado por el deudor) y necesario (solicitado por los acreedores).
  • Este mecanismo incluye la suspensión de ejecuciones individuales, la posibilidad de continuar la actividad empresarial bajo supervisión judicial y la intervención en la administración del deudor.
  • Es necesaria la intervención de un administrador concursal responsable de administrar los bienes del deudor y proponer un plan de pagos.

¿Qué es el concurso de acreedores?

El concurso de acreedores es un mecanismo legal destinado a ordenar la insolvencia de una empresa o persona que se encuentra incapaz de cumplir con sus obligaciones de pago frente a sus acreedores.

Este proceso busca proporcionar soluciones justas y equilibradas tanto para el deudor en situación de insolvencia como para sus acreedores, intentando asegurar la máxima recuperación posible de los créditos.

¿Dónde se regula el concurso de acreedores en Ecuador?

En Ecuador, el concurso de acreedores se encuentra regulado principalmente por Código Orgánico General de Procesos.

Tiene lugar el concurso de acreedores, en los casos de cesión de bienes o de insolvencia.

Si se trata de comerciantes matriculados, el proceso se denominará indistintamente concurso de acreedores o quiebra.

Artículo 414 del Código Orgánico General de Procesos de Ecuador

Estas leyes establecen los procedimientos y requisitos necesarios para la declaración de insolvencia, los efectos sobre las partes involucradas y las responsabilidades y facultades del juez que conduce el proceso.

La insolvencia puede ser fortuita, culpable o fraudulenta.

Es fortuita la que proviene de casos fortuitos o de fuerza mayor; es culpable, la ocasionada por conducta imprudente o disipada de la o del deudor; y es fraudulenta aquella en que ocurren actos maliciosos del fallido, para perjudicar a los acreedores.

Artículo 417 del Código Orgánico General de Procesos de Ecuador

Tipos de concurso de acreedores

Existen principalmente dos tipos de concurso: voluntario y necesario.

Concurso voluntario

El concurso voluntario se inicia por solicitud del propio deudor que se reconoce en estado de insolvencia.

Procedimiento del concurso voluntario. La o el deudor que solicite el concurso deberá presentarse ante la o el juzgador de su domicilio y cumpliendo los requisitos formales de la demanda, acompañará:

1. Una relación detallada de todos sus bienes y derechos.

2. Un estado de deudas con expresión de procedencia, vencimiento, nombre y domicilio de cada acreedor y los libros de cuenta, si los tiene.

3. Los títulos de créditos activos.

4. Una memoria sobre las causas de su presentación.

Sin estos requisitos no se dará curso a la solicitud, hasta que se los complete.

Artículo 421 del Código Orgánico General de Procesos de Ecuador

Concurso necesario

Por otro lado, el concurso necesario es solicitado por los acreedores del deudor, demostrando que este no puede cumplir regularmente con sus obligaciones de pago.

Solicitud de concurso necesario. La o el acreedor que cumpla los presupuestos del concurso necesario podrá pedir con los requisitos formales de la demanda, a la o al juzgador del domicilio de la o del deudor, que dicte el auto de apertura del mismo.

Artículo 422 del Código Orgánico General de Procesos de Ecuador

Efectos del concurso de acreedores

Una vez declarado el concurso, se producen varios efectos legales:

  • Suspensión de ejecuciones individuales: se impide que los acreedores inicien o continúen ejecuciones singulares contra el patrimonio del deudor.
  • Continuación de la actividad empresarial: si es viable, la empresa puede continuar operando bajo la supervisión judicial.
  • Intervención o suspensión de facultades de administración: dependiendo del tipo de concurso, las facultades del deudor sobre su patrimonio pueden ser suspendidas o sujetas a la autorización del juez o de los administradores concursales.

Administración concursal en Ecuador

El proceso requiere la intervención de un administrador concursal, un profesional que administra los bienes del deudor durante el concurso. Este administrador tiene la responsabilidad de elaborar un inventario de bienes, un listado de acreedores y proponer un plan de pagos o un acuerdo entre el deudor y sus acreedores.

(...)

2. La lista detallada de sus acreedores, individualizados, con el señalamiento del número de su cédula de ciudadanía, registro único de contribuyentes o equivalente, la dirección exacta de su domicilio, que incluirá país, provincia, cantón, localidad, calle, número, intersección, números telefónicos, correo electrónico; así como, el monto de lo adeudado, las fechas de vencimiento y la clase de instrumentación de los créditos.

3. El estado detallado y valorado de su activo y pasivo.

4. El tiempo de espera que solicita, que no podrá exceder de tres años.

El plan de pagos que propone con el señalamiento preciso de las fuentes de financiamiento, los plazos y condiciones, incluido el refinanciamiento al que aspira.

Artículo 419 del Código Orgánico General de Procesos de Ecuador

Salida del concurso de acreedores

El concurso de acreedores puede concluir por varias vías, como la aprobación de un convenio entre deudor y acreedores, la liquidación de los bienes del deudor para satisfacer a los acreedores, o incluso la rehabilitación financiera del deudor si se recupera su solvencia.

Rehabilitación. Si los bienes alcanzan para pagar la totalidad de los créditos, la o el juzgador declarará extinguida la obligación y rehabilitará a la o al deudor.

Establecido que el producto del remate no ha alcanzado para pagar la totalidad de los créditos, la o el juzgador convocará a junta de acreedores, para que en la audiencia resuelvan si conceden o no una certificación de pago que liberará totalmente a la o al deudor por el saldo no pagado y se levantarán todas las medidas ejecutadas en contra de la o del deudor.

También se rehabilitará a la o al fallido, persona natural contra quien haya seguido el proceso, si este se encuentra en estado de abandono por más de diez años, siempre que no se haya dado antes la declaración de fraudulencia. En este caso se procederá previo aviso al público y las o los acreedores podrán oponerse únicamente con la prueba de que ha continuado el proceso dentro de los últimos diez años o de que exista declaración ejecutoriada de fraudulencia de parte de la o del fallido.

Artículo 430 del Código Orgánico General de Procesos de Ecuador

Conclusiones

Este proceso es complejo y busca equilibrar los intereses de todas las partes para minimizar los impactos económicos negativos, tanto para el deudor como para el sistema económico en general.

Categorías: Derecho Mercantil