Imputación del pago

En el ámbito jurídico argentino, la imputación de pago regula cómo se asigna un pago cuando una persona tiene múltiples deudas con un mismo acreedor.

Es el mecanismo por medio del cual se especifica a qué deuda se refiere el pago realizado por el deudor, en el caso que tenga varias deudas contraídas con un mismo acreedor y que dicho pago no sea suficiente para solventar todas las deudas existentes.

Requisitos para la imputación de pagos

  • Que existan varias obligaciones pendientes entre las mismas partes.
  • Que las obligaciones tengan por objeto prestaciones homogéneas o de la misma naturaleza.
  • Que el pago efectuado no alcance para cubrir todas las obligaciones.

Principio de imputación voluntaria

El Código Civil y Comercial de Argentina, en su artículo 900, establece que, en ausencia de acuerdo entre las partes, el deudor tiene el derecho a decidir cómo se imputará el pago. Esto significa que, si un individuo tiene varias deudas con un mismo acreedor, puede optar por abonar la deuda que prefiera.

Si las obligaciones para con un solo acreedor tienen por objeto prestaciones de la misma naturaleza, el deudor tiene la facultad de declarar, al tiempo de hacer el pago, por cuál de ellas debe entenderse que lo hace. La elección debe recaer sobre deuda líquida y de plazo vencido. Si adeuda capital e intereses, el pago no puede imputarse a la deuda principal sin consentimiento del acreedor.

Artículo 900 del Código Civil y Comercial

Sin embargo, este derecho tiene límites y no puede utilizarse para perjudicar los derechos del acreedor. Es el caso, por ejemplo, del deudor que debe capital e intereses: en este caso no podrá imputar el pago primero al capital sin el consentimiento expreso del acreedor.

Imputación de pago por intereses moratorios

Cuando existen intereses moratorios en una deuda, el pago debe imputarse primero a estos intereses antes de reducir el capital adeudado. Esta regla es fundamental para asegurar que el acreedor reciba el pago de los intereses acumulados antes de que se abone el capital original.

Deudas con plazos vencidos y por vencer

En el caso de que un deudor tenga múltiples deudas, algunas con plazos vencidos y otras por vencer, el Código Civil establece que el pago debe imputarse primero a las deudas vencidas. Esto se debe a que estas deudas están en un estado más crítico y requieren una atención inmediata.

Prioridad de las deudas garantizadas

Cuando una deuda está respaldada por una garantía, como una hipoteca o una prenda, el pago debe imputarse primero a esta deuda garantizada. Esto garantiza que el acreedor asegure el valor de la garantía antes de recibir el pago por otras deudas.

Imputación a cuentas corrientes

En el caso de cuentas corrientes, donde se realizan transacciones y movimientos regulares, el Código establece que los pagos se imputarán en primer lugar a la deuda más antigua. Esto se hace para evitar que las deudas se acumulen durante un período prolongado.

Imputación a intereses y capital

En el supuesto de que existan intereses y capital pendientes de pago, el deudor debe especificar claramente cómo desea que se impute el pago. Si no se indica lo contrario, el pago se aplicará primero a los intereses y luego al capital.

Consentimiento del acreedor

Es importante destacar que, en ciertas situaciones, el acreedor puede rechazar la imputación de pago propuesta por el deudor si considera que perjudica sus intereses. En tales casos, el deudor debe acatar la decisión del acreedor o buscar una resolución a través de medios legales.