Vida laboral

La vida laboral es el registro de nuestra historia profesional. Incluye todos los períodos a lo largo de los cuales hemos estado trabajando y, por tanto, cotizando. Así, se trata de un documento que nos resultará de utilidad a la hora de acreditar la carrera de cotización y de solicitar determinadas ayudas y prestaciones.

Qué es la vida laboral

La vida laboral se identifica con los períodos a lo largo de los cuales hemos estado prestando servicios o desarrollando actividades y, por tanto, dados de alta en la Seguridad Social.

El informe de vida laboral, que tiene valor de certificado, puede resultar útil:

  • A la hora de acreditar nuestra carrera profesional.
  • Para comprobar si tenemos derecho a acceder a determinadas prestaciones de la Seguridad Social, así como calcular el importe de las mismas.

De hecho, a la hora de darnos de alta en el paro y crear nuestro curriculum oficial necesitaremos el informe de vida laboral. Y ello porque gracias a su carácter de certificado nos servirá para acreditar cada uno de los puestos de trabajo que hayamos desempeñado.

Además, algunos departamentos de recursos humanos pueden solicitar el documento para asegurarse de que el historial laboral que aportamos nuestro curriculum es verídico.

Por último, la obtención del informe de vida laboral es especialmente importante si queremos asegurarnos de que una empresa para la que hemos trabajado nos ha dado de alta en la Seguridad Social. En caso de que el alta no figure en el informe debemos ponernos en contacto con la empresa o con la Inspección de Trabajo.

Si no regularizamos nuestra situación con la Seguridad Social podríamos vernos privados de prestaciones a las que en principio tendríamos derecho.

Qué información incluye el informe de vida laboral

El informe de vida laboral detalla nuestra carrera de cotización, incluyendo:

  • Régimen de de la Seguridad Social en el que hemos estado de alta en cada momento.
  • Código cuenta de cotización de la empresa o inscripción del empresario para quienes prestamos servicios.
  • Fechas de alta y de baja, así como fecha de efectos de la primera. Además, el informe de vida laboral deberá detallar el número de días que hemos permanecido en alta.
  • Períodos en los que hayamos estado en situación asimilada a la de alta. Estas situaciones son aquellas en las que, pese a no prestar servicios o desarrollar actividades que requieran encuadramiento régimen de Social, resultan computables para el cálculo de las prestaciones o para tener acceso a las mismas.
  • Tipo de contrato de trabajo, identificado mediante un código estandarizado.
  • Coeficiente de trabajo a tiempo parcial (CTP). Se trata de un índice que afecta a determinadas prestaciones. Será del 100% cuando nuestro tiempo de trabajo sea equivalente la jornada ordinaria máxima permitida.
  • Grupo de cotización, que determina elementos como la cuantía mínima de la base de cotización y, por tanto, de las prestaciones a percibir.

Cómo conseguir la vida laboral

Aunque el trámite para conseguir la vida laboral era más complejo antes, actualmente podemos solicitar nuestra vida laboral a través de Internet. Para ello podemos acceder al sistema de la Seguridad Social mediante:

  • Certificado digital
  • [email protected]
  • SMS
  • También podemos acceder sin certificado electrónico

Algunas de estas vías de acceso requerirán que previamente habíamos comunicado nuestros datos a la base de datos de la Seguridad Social.

Para emplear el sistema [email protected] tendremos que habernos dado de alta previamente. Y los certificados digitales requieren estar actualizados y que contemos con la correspondiente contraseña.

Por último, cabe señalar que es posible obtener nuestra vida laboral llamando por teléfono al 901 50 20 50.

Informe de vida laboral acotado

La Sede Electrónica de la Seguridad Social también nos permite obtener un informe de vida laboral acotado. Su peculiaridad radica en que se puede determinar un rango de fechas, regímenes o códigos cuenta de cotización a reflejar.

De este modo podemos obtener información desagregada, útil para:

  • Analizar datos referentes a un sector de actividad, empresa o período de tiempo determinado.
  • Facilitar nuestros datos laborales obviando información irrelevante.