Contrato de trabajo

El contrato de trabajo es un documento bilateral que se encarga de establecer una relación laboral entre trabajador y empleador y de regular las condiciones en las que se llevará a cabo un trabajo a cambio de un salario.
Ideas clave
  • Este tipo de contrato se formaliza con el objetivo de delimitar los derechos y deberes de las partes en una relación laboral.
  • La Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT) se encarga de regular los aspectos más relevantes de los contratos de trabajo en Venezuela.
  • Existen varias modalidades de contratos, en función de su finalidad y su duración, se puede distinguir entre contrato laboral por tiempo determinado, por tiempo indeterminado o para obra determinada.

¿Qué es un contrato de trabajo?

En el contrato de trabajo o contrato laboral se establecen deberes y derechos de los trabajadores y se detallan aspectos como la duración de la jornada laboral y la relación de subordinación de los trabajadores frente al patrono y también los aspectos relacionados con las bonificaciones básicas y las extraordinarias.

¿Dónde se regulan los contratos de trabajo en Venezuela?

En Venezuela, la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT) se encarga de regular todos los aspectos relacionados con los contratos de trabajo en los artículos 55 y siguientes.

El contrato de trabajo, es aquel mediante el cual se establecen las condiciones en las que una persona presta sus servicios en el proceso social de trabajo bajo dependencia, a cambio de un salario justo, equitativo y conforme a las disposiciones de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y esta Ley.

Artículo 55 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras 

Elementos y características del contrato de trabajo en Venezuela

A diferencia del resto de los contratos que pueden ser unilaterales o bilaterales, el contrato laboral es bilateral. Esto se debe a que establece detallada y taxativamente, tanto los deberes y obligaciones de los trabajadores como los del patrón. Lo que incluye sanciones o penas por la violación de alguna de sus cláusulas. En este documento se debe registrar la información en forma clara y concisa, sin omitir detalles.

El contrato de trabajo se hará preferentemente por escrito y debe registrar la identificación de las partes firmantes, la denominación del cargo y la vigencia de la relación laboral.

Entre los aspectos que debe contener un contrato de trabajo, según el artículo 59 de la LOTTT, destacan los siguientes:

  • Nombres, apellidos, cédula de identidad, nacionalidad, edad, estado civil, domicilio y dirección de las partes (personas naturales).
  • Identificación de la persona jurídica que contrata (empresa, firma, negocio, etc.).
  • Denominación del cargo o puesto de trabajo y la descripción de la prestación del servicio.
  • El lugar donde debe realizarse la prestación del servicio.
  • La fecha de inicio de la relación de trabajo y el tipo de contratación (por tiempo indeterminado, por tiempo determinado o por una obra determinada).
  • La duración de la jornada ordinaria laboral y las condiciones que caracterizan el servicio.
  • El salario estipulado, la forma de pago y la fecha en que se ejecutará. Así como otros beneficios a percibir por parte del trabajador.

Igualmente, se deben citar las cláusulas de las convenciones o acuerdos colectivos a los cuales se acoge el contrato. Para reafirmar la legalidad del contrato se deberá hacer un duplicado del mismo para ser entregado al trabajador.

Por último, los contratos laborales deben registrarse en notarías o registros públicos. En Venezuela, además deben ser notificados al Ministerio del Poder Popular para el Trabajo y la Seguridad Social y el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS).

Tipos de contrato de trabajo en Venezuela

Según el artículo 60 de la LOTTT, se pueden diferenciar las siguientes modalidades:

  1. Contrato por tiempo indeterminado.
  2. Contrato por tiempo determinado.
  3. Contrato para una obra determinada.

El contrato de trabajo podrá celebrarse por tiempo indeterminado, por tiempo determinado o para una obra determinada.

Artículo 60 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras 

Contrato por tiempo indeterminado

El contrato de trabajo se considerará celebrado por tiempo indeterminado cuando no aparezca expresada la voluntad de las partes, en forma inequívoca, de vincularse sólo con ocasión de una obra determinada o por tiempo determinado.

Se presume que las relaciones de trabajo son a tiempo indeterminado, salvo las excepciones previstas en esta Ley. Las relaciones de trabajo a tiempo determinado y por una obra determinada son de carácter excepcional y, en consecuencia, las normas que lo regulan son de interpretación restrictiva.

Artículo 61 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras 

Contrato a tiempo determinado

El contrato celebrado por tiempo determinado concluirá por la expiración del término convenido y no perderá su condición específica cuando fuese objeto de una prórroga. En caso de dos prórrogas, el contrato se considerará por tiempo indeterminado, a no ser que existan razones especiales que justifiquen dichas prórrogas y excluyan la intención presunta de continuar la relación.

Las previsiones de este artículo se aplicarán también cuando, vencido el término e interrumpida la prestación del servicio, se celebre un nuevo contrato entre las partes dentro de los tres meses siguientes al vencimiento del anterior, salvo que se demuestre claramente la voluntad común de poner fin a la relación.

El contrato de trabajo se considerará por tiempo indeterminado, si existe la intención por parte del patrono o de la patrona de interrumpir la relación laboral a través de mecanismos que impidan la continuidad de la misma.

En los contratos por tiempo determinado los trabajadores y las trabajadoras no podrán obligarse a prestar servicios por más de un año.

Artículo 62 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras 

Contrato para obra determinada

El contrato para una obra determinada deberá expresar con toda precisión la obra a ejecutarse por el trabajador o trabajadora.

El contrato durará por todo el tiempo requerido para la ejecución de la obra y terminará con la conclusión de la misma. Se considerará que la obra ha concluido cuando ha finalizado la parte que corresponde al trabajador o trabajadora dentro de la totalidad proyectada por el patrono o la patrona.

Si dentro de los tres meses siguientes a la terminación de un contrato de trabajo para una obra determinada, las partes celebran un nuevo contrato para la ejecución de otra obra, se entenderá que han querido obligarse, desde el inicio de la relación por tiempo indeterminado.

En la industria de la construcción la naturaleza de los contratos para una obra determinada no se desvirtúa, sea cual fuere el número sucesivo de ellos.

Artículo 63 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras