Usufructuario

El usufructuario es el titular del derecho de usufructo, es decir, la parte que se beneficia y disfruta de un bien ajeno sin tener que pagar ninguna prestación a cambio.

El usufructo es un derecho real muy frecuente en las herencias para aprovechar bienes de los que no se tiene la propiedad. La otra parte que forma un usufructo es el nudo propietario que será la persona que posee la propiedad sobre el bien pero que no puede usarlo ni disfrutarlo.

Los derechos y obligaciones que posee el usufructuario se encuentran regulados de manera extensa a partir del artículo 470 del Código Civil y se resumen en los siguientes apartados.

¿Qué derechos posee el usufructuario?

En primer lugar, el usufructuario tendrá derecho a utilizar y disfrutar de la cosa, así como a obtener los frutos que el bien ajeno produzca hasta que finalice el usufructo (que puede ser vitalicio, es decir, hasta la muerte del propio usufructuario).

Por otro lado, el usufructuario también tendrá derecho a alquilar el usufructo, obtener la renta y a realizar mejoras o cambio mientras no alteren la forma o sustancia del bien.

¿Qué deberes tiene que cumplir el usufructuario?

El usufructuario también tendrá obligaciones que cumplir. Algunos de los deberes más importantes que posee son:

  • Hacer inventario de todos los bienes que integren el usufructo.
  • Conservación de la forma y la sustancia del bien: hacerse cargo de las reparaciones ordinarias que correspondan y avisar al propietario sobre la necesidad de reparaciones de tipo extraordinario.
  • Pagar las cargas y contribuciones relacionadas con el bien.
  • Devolución del bien al nudo propietario una vez finalizado el usufructo. Cualquier contrato que haya celebrado el usufructuario se extinguirá cuando finalice el usufructo.