Usufructo viudal

El usufructo viudal, en una herencia, es el que permite que el cónyuge superviviente disfrute de los bienes del difunto aunque su propiedad pertenezca a otros herederos.

Usufructo viudal

El usufructo viudal, en relación con las herencias, permite al cónyuge superviviente disfrutar de los bienes de su esposo difunto aunque no posea la propiedad.

¿En qué consiste el usufructo viudal?

La legítima del cónyuge supérstite corresponderá con el derecho al usufructo de parte de la herencia, en función de los herederos forzosos con los que concurra. En este sentido, el Código Civil español establece lo siguiente:

Este tipo de usufructo, por lo tanto, es el conocido como usufructo viudal y supone que el cónyuge viudo podrá utilizar ciertos bienes que componen el caudal hereditario (dinero, viviendas, etc.) aunque no tenga su propiedad. El resto de herederos forzosos podrán tener la titularidad de esos bienes pero tendrán que permitir que el viudo disfrute de ellos.

Por otro lado, el usufructo viudal puede establecerse por el testador en su testamento a través de una cautela socini en la que se fije un usufructo universal en favor del cónyuge, siempre y cuando los legitimarios no impugnen el testamento. Esta posibilidad se establece en el tercer apartado del artículo 820 del Código Civil.

Características del usufructo viudal

Los principales aspectos que caracterizan el usufructo viudal son los siguientes:

  1. Se trata de un usufructo vitalicio, es decir, durará toda la vida del cónyuge usufructuario. No obstante, existe la posibilidad de conmutar el usufructo viudal como veremos a continuación en otro apartado.
  2. El heredero que sea propietario tendrá que soportar algunas cargas como cumplir con el deber de conservar el bien y pagar los gastos derivados de la propiedad.
  3. Al contrario que en otros tipos de usufructo, en el usufructo viudal se puede establecer una hipoteca.
  4. El cónyuge siempre es legitimario, es decir, siempre tiene derecho a su legítima.

Conmutación del usufructo viudal

El resto de herederos que concurren en la herencia con el cónyuge viudo, tienen derecho a conmutar o intercambiar la cuota usufructuaria por los productos de determinados bienes, por una renta vitalicia o por un capital en efectivo, en función de cada caso.

El principal objetivo de esta conmutación es que los herederos puedan liberarse de la nuda propiedad de los bienes. Así, se distinguen dos supuestos:

  • Cuando no existan hijos o existan hijos en común de ambos cónyuges (a instancia de los herederos):

Los herederos podrán satisfacer al cónyuge su parte de usufructo, asignándole una renta vitalicia, los productos de determinados bienes, o un capital en efectivo, procediendo de mutuo acuerdo y, en su defecto, por virtud de mandato judicial.

Mientras esto no se realice, estarán afectos todos los bienes de la herencia al pago de la parte de usufructo que corresponda al cónyuge.

Artículo 839 del Código Civil

  • Cuando los hijos que concurren en el proceso sucesorio son del cónyuge fallecido (causante) pero no del viudo:

Cuando el cónyuge viudo concurra con hijos sólo del causante, podrá exigir que su derecho de usufructo le sea satisfecho, a elección de los hijos, asignándole un capital en dinero o un lote de bienes hereditarios.

Artículo 840 del Código Civil

En cualquier caso, la conmutación se tendrá que realizar antes de proceder a la partición de la herencia.

¿Buscas un abogado especialista en usufructos?

Te ayudamos a encontrar abogado de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.