Horas extraordinarias

Las horas extraordinarias son aquellas trabajadas por un empleado que exceden la jornada laboral estándar, generalmente 40 horas por semana. Según la Ley de Normas Justas de Trabajo (FLSA), las horas extras deben pagarse al menos a una tasa de tiempo y medio del salario regular del empleado.
Ideas clave
  • En Estados Unidos, la FLSA, promulgada en 1938, regula las horas extraordinarias, el salario mínimo y las horas trabajadas, con estados que pueden tener leyes adicionales.
  • Los empleados no exentos (por hora y algunos asalariados) tienen derecho a pago por horas extras, mientras que empleados exentos (ejecutivos, administrativos, profesionales) no lo tienen.
  • En Estados Unidos, el cálculo de horas extraordinarias se hace multiplicando el salario regular por 1.5 para determinar la tarifa de pago por horas extras.
  • Los empleadores deben mantener registros precisos de horas trabajadas, incluyendo horas extras, por al menos tres años.
  • Los descansos cortos (5-20 minutos) se consideran tiempo trabajado y deben pagarse, mientras que las pausas para comer de 30 minutos o más no cuentan si el empleado está libre de sus deberes.
  • Los empleadores que no cumplan con la FLSA pueden enfrentar sanciones como salarios atrasados, daños y perjuicios, y multas, y los empleados pueden presentar quejas ante el Departamento de Trabajo.

¿Qué son las horas extraordinarias?

Las horas extraordinarias, o "horas extras", se refieren al tiempo de trabajo que excede las 40 horas en una semana laboral estándar. Según la Ley de Normas Justas de Trabajo (FLSA, por sus siglas en inglés), los empleados no exentos tienen derecho a recibir una compensación adicional por este tiempo extra. Generalmente, las horas extras se pagan a una tasa de tiempo y medio (1.5 veces) del salario regular del empleado.

¿Dónde se regulan las horas extraordinarias en Estados Unidos?

Las horas extraordinarias están reguladas principalmente por la Ley de Normas Justas de Trabajo (FLSA), promulgada en 1938. Esta ley establece los estándares nacionales para el salario mínimo, las horas trabajadas y el pago de horas extras.

Además, cada estado puede tener sus propias leyes y regulaciones que pueden ofrecer protecciones adicionales o diferentes requisitos en cuanto al pago de horas extras.

¿Quiénes son elegibles para el pago de horas extraordinarias?

Empleados no exentos

La FLSA distingue entre empleados exentos y no exentos. Los empleados no exentos son aquellos que tienen derecho a recibir el pago por horas extras. Esto generalmente incluye a trabajadores por hora y a algunos empleados asalariados que no cumplen con los criterios para ser considerados exentos.

Empleados exentos

Los empleados exentos son aquellos que no tienen derecho a recibir el pago por horas extras. Este grupo incluye a ciertos ejecutivos, administrativos, profesionales y empleados de ventas externas que cumplen con criterios específicos en cuanto a sus deberes y salarios.

Por ejemplo, para ser considerado exento bajo la categoría ejecutiva, un empleado debe tener responsabilidades de gestión, supervisar a otros empleados y ganar un salario mínimo específico establecido por la FLSA.

¿Cómo se calculan las horas extraordinarias?

El cálculo de las horas extras es bastante directo. Se toma el salario regular por hora del empleado y se multiplica por 1.5 para determinar la tarifa de pago por horas extras. Por ejemplo, si un empleado gana $15 por hora, su tarifa de pago por horas extras sería $22.50 por hora.

Ejemplo de cálculo:

  • Salario por hora regular: $15
  • Tarifa de horas extras: $15 x 1.5 = $22.50
  • Horas trabajadas en exceso: 5
  • Pago total por horas extras: 5 x $22.50 = $112.50

Registro de horas trabajadas

Es responsabilidad del empleador mantener un registro preciso de las horas trabajadas por cada empleado. Esto incluye tanto las horas regulares como las extraordinarias. La FLSA requiere que los empleadores mantengan estos registros durante al menos tres años.

Descansos y comidas

Los descansos y las pausas para comer pueden influir en el cálculo de las horas extraordinarias. Según la FLSA, los descansos cortos (generalmente de 5 a 20 minutos) cuentan como tiempo trabajado y deben ser pagados.

Sin embargo, las pausas para comer de 30 minutos o más no cuentan como tiempo trabajado siempre que el empleado esté completamente liberado de sus deberes durante este tiempo.

Sanciones por incumplimiento en Estados Unidos

Los empleadores que no cumplan con las regulaciones de la FLSA en cuanto al pago de horas extras pueden enfrentar sanciones severas. Esto puede incluir el pago de salarios atrasados, daños y perjuicios, y multas impuestas por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos (DOL).

Además, los empleados tienen el derecho de presentar una queja ante el DOL si creen que no se les ha pagado correctamente por sus horas extras.

Conclusión

Comprender y cumplir con las leyes de horas extraordinarias es vital tanto para empleadores como para empleados. Las horas extras aseguran que los trabajadores sean justamente compensados por el tiempo adicional que dedican a sus labores, promoviendo así una fuerza laboral equitativa y motivada.

Mantenerse informado sobre las regulaciones federales y estatales, así como mantener registros precisos, es clave para evitar disputas y sanciones legales.

Categorías: Derecho Laboral