Divorcio en Nueva York

El divorcio en Nueva York se puede solicitar siempre y cuando los cónyuges cumplan los requisitos de residencia y los causales que permiten disolver en matrimonio en el estado de Nueva York. No es necesario que ambas partes estén de acuerdo con el divorcio, basta con que una de las partes cumpla con los requisitos antes mencionados y presente la demanda de divorcio.

¿Qué requisitos son necesarios para obtener el divorcio en Nueva York?

Para poder comenzar con el proceso de divorcio es necesario que uno, o ambos cónyuges, cumplan al menos uno de estos requisitos:

  • Que hayan vivido en el estado durante los últimos dos años.
  • Que residan en Nueva York en el momento de la solicitud y, que además, la causa del divorcio haya ocurrido en el estado.
  • Que hayan residido en el último año en Nueva York y, que además:
    • El matrimonio se haya oficiado en el estado.
    • Los cónyuges hayan residido en Nueva York durante su matrimonio o,
    • La causa del divorcio haya ocurrido en el estado.

Tipos de divorcios en Nueva York

El estado de Nueva York reconoce algunas causas o razones legales para poder terminar con el matrimonio de forma legal según el tipo de divorcios que se lleve a cabo. Existen cuatro tipos de divorcios. Estos son: los divorcios sin culpa, los divorcios basados en una culpa, el divorcio de mutuo acuerdo y, el divorcio disputado.

A continuación, explicamos las diferencias entre ellos y las causas legales de cada uno.

Divorcio sin culpa

Se puede solicitar un divorcio sin culpa cuando una de las partes justifica que existen “diferencias irreconciliables” desde, al menos, los últimos seis meses de matrimonio. Para ello será necesario presentar en la corte los siguientes documentos:

Divorcio basado en una culpa

El divorcio basado en una culpa requiere que una de las partes demuestre que durante el matrimonio se ha dado alguno de estos hechos:

  • Violencia doméstica o tratamiento cruel e inhumano: es decir, abuso físico y verbal durante los últimos cinco años.
  • Abandono del hogar o abandono constructivo: una de las partes ha abandonado el hogar por un periodo mínimo de un año. Y en el caso del abandono constructivo, que una de las partes se haya negado a mantener relaciones sexuales por un periodo de un año.
  • Adulterio: será necesario demostrar la infidelidad ante la corte con pruebas.
  • Tres años consecutivos en prisión: es decir, que una de las partes haya estado encarcelada por tres años consecutivos después de legalizar el matrimonio. Es importante destacar que se puede solicitar el divorcio mientras el cónyuge se encuentre en prisión y, hasta cinco años después de su liberación.

Divorcio de mutuo acuerdo

Cuando los cónyuges llegan a un acuerdo de separación, y además han vivido separados durante un año, pueden pedir el divorcio sin necesidad de que exista ninguno de los causales anteriormente mencionados. No obstante, es recomendable redactar un convenio de divorcio para evitar posibles litigios.

Divorcio disputado

El divorcio disputado se produce cuando una de las partes no está de acuerdo con alguna de las causas como el reparto de la sociedad conyugal, el régimen de visitas, o incluso, con el propio divorcio en sí.

Programa de educación y concienciación para padres

Los casos de divorcios disputados en los que el matrimonio tiene hijos en común suelen ser más conflictivos y complicados de resolver y pueden provocar daños en el entorno familiar. El sistema judicial del estado de Nueva York ha puesto a disposición de los ciudadanos un programa diseñado para educar a los padres sobre el impacto del divorcio en sus hijos con el objetivo de protegerlos de los efectos negativos del conflicto parental.

Los padres pueden inscribirse de forma gratuita llamando al 888 809-2798 o, a través del siguiente correo electrónico: nyparent-ed@nycourts.gov