Divorcio en Carolina del Norte

Para iniciar el proceso de divorcio en Carolina del Norte, al menos uno de los cónyuges debe haber residido en el estado durante un mínimo de seis meses antes de presentar la solicitud de divorcio. Este requisito no depende de si el matrimonio se celebró en Carolina del Norte o en otro estado.

¿Qué causas de divorcio se reconocen en Carolina del Norte?

Carolina del Norte se rige por el principio de "sin culpa" en los divorcios, lo que significa que no es necesario presentar ninguna razón específica en la demanda de divorcio. Sin embargo, aunque no es requerido para obtener el divorcio, sí es posible presentar una disolución matrimonial alegando alguna de las siguientes causas:

  • Separación del matrimonio durante al menos un año.
  • Demencia incurable de uno de los cónyuges y residencias separadas por al menos tres años consecutivos.

Divorcio de cama y vivienda

El divorcio de cama y vivienda, similar a la separación legal, permite solicitar la manutención conyugal o la pensión alimenticia de los hijos menores hasta que el divorcio se resuelva definitivamente. Para iniciar este tipo de divorcio, la demanda debe basarse en la culpa y tener como objetivo que el juez ordene al otro cónyuge abandonar el hogar conyugal.

Los causales reconocidos para obtener este tipo de divorcio son:

  • Abandono de familia.
  • Haber expulsado del hogar al cónyuge de forma malintencionada.
  • Trato cruel o abuso físico.
  • Maltrato o violencia doméstica.
  • Abuso de sustancias estupefacientes.
  • Adulterio.

Anulación matrimonial

En Carolina del Norte se puede solicitar la anulación del matrimonio cuando:

  • Existe una relación de consanguinidad entre los cónyuges como primos hermanos.
  • Los esposos son "primos hermanos dobles", lo cual implica que dos hermanos se casaron con dos hermanas y cada pareja tuvo hijos; esos hijos son primos hermanos dobles.
  • Uno de los cónyuges era menor de 16 años en el momento del matrimonio.
  • Uno de los cónyuges estaba casado previamente.
  • Si uno de los cónyuges era físicamente impotente en el momento del matrimonio.
  • Si uno de los cónyuges era incompetente o incapaz de consentir la unión.

Manutención conyugal tras el divorcio en Carolina del Norte

La manutención conyugal, también llamada pensión compensatoria es un apoyo económico otorgado como parte del proceso de divorcio, separación o nulidad matrimonial. El juez puede otorgar la manutención conyugal cuando considere que existen desigualdades económicas entre ambos cónyuges.

La cuantía y duración de la pensión compensatoria estará regida por:

  • Mala conducta marital demostrable durante el matrimonio.
  • Ingresos y capacidad económica de ambas partes.
  • Edad y salud de ambos cónyuges.
  • La duración del matrimonio.
  • La contribución de un cónyuge a la educación y capacitación para obtener ingresos de la otra parte.
  • Los gastos que asumirá el cónyuge que obtenga la custodia de los hijos menores.
  • El nivel de vida durante el matrimonio.
  • El tiempo necesario para que una de las partes retome la educación o capacitación necesaria para obtener un trabajo que satisfaga sus necesidades.
  • El régimen económico matrimonial y los bienes aportados.
  • La contribución de cada parte a las tareas domésticas.
  • Cualquier otro factor económico importante.