¿Una orden de alejamiento es un antecedente penal?

Una orden de alejamiento en sí misma no constituye un antecedente penal, pero está registrada en el sistema judicial y puede tener implicaciones legales importantes. A continuación, se explica en detalle:

Naturaleza de la orden de alejamiento:

  • Orden civil: muchas órdenes de alejamiento, especialmente las relacionadas con violencia doméstica o acoso, son de naturaleza civil. Esto significa que la orden es emitida por un tribunal civil para proteger a una persona de acoso, abuso o amenazas.
  • Orden penal: en algunos casos, una orden de alejamiento puede estar relacionada con un proceso penal, especialmente si la conducta que llevó a la emisión de la orden implicó la comisión de un delito. Por ejemplo, una orden de alejamiento puede ser emitida como condición de la fianza o la libertad condicional.

Impacto en el registro penal:

  • No constituye antecedente penal directo: una orden de alejamiento civil no se considera un antecedente penal porque no resulta de una condena por un delito. No obstante, el hecho de tener una orden de alejamiento puede aparecer en ciertos registros, como los registros de órdenes de protección mantenidos por las fuerzas del orden.
  • Violación de la orden: si una persona viola una orden de alejamiento, esto puede llevar a cargos criminales y, de ser condenada, sí constituiría un antecedente penal. La violación de una orden de alejamiento es un delito que puede resultar en multas, arresto y encarcelamiento.
Conceptos relacionados