¿Qué derechos tiene un inquilino sin contrato de alquiler?

Un inquilino sin contrato de alquiler, conocido como inquilino “a voluntad” o “por mes”, todavía tiene derechos bajo la ley. Aunque no exista un contrato escrito, la relación de alquiler se rige por las leyes estatales y locales de arrendamiento, así como por cualquier acuerdo verbal que pueda haberse establecido entre el propietario y el inquilino.

En primer lugar, el inquilino tiene derecho a una notificación adecuada antes de que se le pida que desaloje la propiedad. La mayoría de los estados requieren un aviso previo de 30 días, pero este período puede variar. Además, los inquilinos tienen derecho a vivir en una vivienda que cumpla con los códigos de salud y seguridad, lo que incluye la obligación del propietario de realizar reparaciones necesarias.

En segundo lugar, el inquilino tiene derecho a no ser discriminado. Las leyes federales y estatales prohíben la discriminación en la vivienda basada en raza, color, origen nacional, religión, sexo, estado familiar o discapacidad. También pueden tener derecho a un entorno libre de acoso por parte del propietario.

Finalmente, aunque no haya un contrato escrito, el inquilino todavía tiene derecho a que se respeten las condiciones acordadas verbalmente y a que se respeten sus depósitos de seguridad conforme a las leyes locales, las cuales a menudo requieren que estos depósitos se devuelvan en un tiempo específico y se expliquen las deducciones de manera detallada.

Conceptos relacionados