Situación legal de desempleo

La situación legal de desempleo hace referencia a la situación que se genera por la extinción de una relación laboral debido a circunstancias ajenas a la voluntad del trabajador o por la reducción de jornada laboral. Esta condición, no buscada por los empleados, conlleva derechos para acceder a prestaciones y subsidios por desempleo, sujetos a ciertas condiciones.

¿Buscas abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado laboralista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado

¿Qué supone estar en situación legal de desempleo?

Las personas trabajadoras que están en una situación legal de desempleo tienen la oportunidad de acceder a prestaciones por desempleo, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos. Estas prestaciones son proporcionadas por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en España.

La simple falta de empleo no garantiza automáticamente el acceso a prestaciones del SEPE. El Ministerio de Trabajo y Economía Social establece criterios específicos para determinar quiénes son elegibles.

Para que el SEPE otorgue subsidios y prestaciones por desempleo, es imperativo que el solicitante acredite su situación legal de desempleo. Esto significa que el organismo gubernamental exige pruebas claras de la condición de desempleo para procesar las solicitudes.

Listado de las situaciones legales de desempleo

Para comprender mejor el concepto de situación legal de desempleo, el SEPE ofrece un listado que detalla las acciones que la originan. Este listado abarca diversas circunstancias que dan lugar a considerar a una persona en “situación legal de desempleo”.

Dentro del listado proporcionado por el SEPE se incluyen causas clásicas que provocan la finalización de un contrato laboral. Además de las causas clásicas, el SEPE reconoce otras situaciones específicas que también aplican.

En general, las causas pueden clasificarse en cuatro grupos: extinción de la relación laboral, suspensión de la relación laboral, reducción de jornada y otras situaciones específicas.

Extinción de la relación laboral

La extinción de la relación laboral puede deberse a diferentes causas, cada una con sus propias condiciones y requisitos de acreditación. Estas son algunas situaciones comunes:

  1. Finalización del contrato o realización de la obra o servicio. La finalización del contrato o la conclusión de la obra o servicio, siempre que no sea por voluntad del trabajador, constituye una situación legal de desempleo.
  2. Despido individual o colectivo. El despido individual se acredita con el certificado de empresa, y si hay reclamación, se requiere el acta de conciliación o la sentencia judicial. En el caso de despido colectivo, se acredita con el certificado de empresa y la resolución de la autoridad laboral o la resolución judicial en un procedimiento concursal.
  3. Resolución en el período de prueba. La resolución de la relación laboral durante el período de prueba se considera situación legal de desempleo, acreditado con el certificado de empresa.
  4. Otras causas de despido. Otras causas incluyen el despido del trabajador por causas objetivas, la declaración de incapacidad permanente total, la resolución voluntaria por traslado o modificación sustancial de condiciones, y la resolución por causa justa.

Situaciones específicas y particulares

El SEPE también reconoce situaciones específicas, como:

  • La extinción de la relación administrativa por causas ajenas a la voluntad del empleado.
  • La expulsión improcedente de una cooperativa.
  • El cese de socios trabajadores de cooperativas.
  • La extinción del contrato de trabajo de la persona empleada del hogar por diversas causas justificadas.

Estas situaciones se acreditan con certificados, actas de conciliación, resoluciones

Suspensión de la relación laboral

La suspensión de la relación laboral también puede dar lugar a una situación legal de desempleo en diversos escenarios, como los siguientes.

  1. Por ERTE. En el caso de la suspensión temporal del contrato de trabajo debido a un Expediente de Regulación de Empleo (ERTE) autorizado por la Autoridad Laboral, se acredita con el certificado de empresa y la resolución dictada por dicha autoridad.
  2. Por violencia de género. Cuando la trabajadora se ve obligada a abandonar su puesto de trabajo como consecuencia de ser víctima de violencia de género, la suspensión temporal del contrato también se considera situación legal de desempleo.
  3. Por procedimiento concursal y trabajadores fijos discontinuos. La suspensión temporal del contrato acordada en un procedimiento concursal también entra dentro de los casos que generan situación legal de desempleo. Para los trabajadores fijos discontinuos, la suspensión durante los periodos de inactividad productiva se acredita con el certificado de empresa.

Reducción de jornada

Cuando la jornada laboral se reduce entre un mínimo del 10% y un máximo del 70%, debido a la autorización conferida al empleador por la Autoridad Laboral, se considera una situación legal de desempleo.

Esta reducción debe estar respaldada por una resolución emitida en el marco de un Expediente de Regulación de Empleo. La acreditación de esta situación se realiza mediante el certificado de empresa y la resolución dictada por la autoridad laboral.

Otras situaciones específicas

Los trabajadores a los que se les extinga la relación laboral en el extranjero y retornen a España también son considerados en situación legal de desempleo. Deben presentar la certificación del área o dependencia de Trabajo y Asuntos Sociales de la Delegación o Subdelegación del Gobierno.

Así mismo, la liberación de prisión, ya sea por cumplimiento de condena o libertad condicional, también entra en esta categoría. La certificación del director del establecimiento penitenciario es necesaria.

Otro tanto ocurre cuando se produce el cese como socio trabajador de una cooperativa, ya sea por periodo de prueba, expulsión improcedente, o cese temporal o definitivo por causas específicas, se considera situación legal de desempleo.

También se considera desempleo el cese involuntario y definitivo en el cargo, o la pérdida involuntaria y definitiva de la dedicación exclusiva o parcial y de la retribución, de los miembros de las corporaciones locales.

 ¿En qué casos no se considera la situación legal de desempleo?

No se considera una situación legal de desempleo cuando un trabajador abandona voluntariamente su empleo, como en el caso de renunciar teniendo un contrato fijo o solicitar una baja voluntaria.

De este modo, un trabajador que renuncia bajo presión y busca empleo puede considerarse “en paro”, pero no está en “situación legal de desempleo” porque la terminación de su relación laboral fue una decisión personal. La distinción radica en las circunstancias que provocan la pérdida del trabajo.

Entre tanto, los trabajadores autónomos que se dan de baja por falta de encargos y las empleadas del hogar que quedan sin trabajo no entran en esta categoría.

¿Buscas abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado laboralista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado