Sentencia

La sentencia es la resolución definitiva dictada por un juez o Tribunal que concluye y cierra un proceso judicial. A partir del momento en que se emite la sentencia, se considera resuelto el conflicto o pleito que motivó el proceso.

Sentencia

Una sentencia es una resolución judicial que pone fin a un proceso.

La sentencia es un acto jurídico que trasciende el juicio para el que se dicta. A partir de que se establezca como definitiva, el expediente que causó el proceso se considera cosa juzgada. Por lo tanto, no puede haber un nuevo juicio sobre el mismo asunto en el que intervengan las mismas partes.

Características de una sentencia

Una vez finalizado el proceso, el Juez o Tribunal emitirá la sentencia en el plazo que las leyes estipulan. La redacción de una sentencia requiere de rigurosidad y precisión, pues la decisión del magistrado no puede dar lugar a interpretaciones o equívocos.

La normativa establece que toda sentencia debe ajustarse a determinadas condiciones:

  • Expresión verbal. La sentencia puede expresarse oralmente y mediante texto escrito. En algunos casos concretos, la sentencia de viva voz no es posible.
  • Forma. Debe ser redactada con la estructura estipulada. La sentencia está formada por:
    • Encabezamiento.
    • Antecedentes del hecho.
    • Hechos probados.
    • Fundamentos en los que se sostiene la resolución.
    • Fallo, que expresa la decisión del Juez o Tribunal.
  • Motivación razonada. El Juez o Tribunal actuante tiene obligación de expresar en la sentencia los razonamientos jurídicos que lo llevaron a tomar la resolución. En especial, detalla su motivación para considerar hechos probados o dudosos.
  • Relación y coherencia. La sentencia tiene que referirse con precisión a lo que las partes han solicitado. Esto no es impedimento para que otorgue más o menos.
  • Firmas. Es obligatorio que la sentencia esté firmada por el Juez o los Magistrados actuantes.

Tipos de sentencias

La clasificación de las sentencias se realiza atendiendo a distintos aspectos. A continuación, vemos algunos tipos:

Según su forma

  1. Sentencia oral: es posible solo en algunos procesos. El Juez o Magistrado expresa de viva voz su resolución.
  2. Sentencia escrita: es la sentencia normal que finaliza todos los procesos.

Atendiendo a los efectos sobre las partes litigantes

  1. Absolutoria. No se prueba la culpabilidad de un acusado y, por tanto, se le absuelve. Propia del ámbito penal.
  2. Condenatoria. Se sentencia la culpabilidad de un acusado y se establece el castigo. También es propia del ámbito penal.
  3. Declarativa. Se declara la estimación o no de las peticiones de las partes. Es frecuente en el ámbito civil.
  4. Determinativa o constitutiva. Esta es la sentencia que modifica una situación o crea una nueva. Un ejemplo de este tipo de sentencias es la de divorcio. Son sentencias del ámbito civil.

Según la instancia judicial en la que se producen

  1. Sentencia única.
  2. Sentencias en primera instancia. Pueden ser recusadas.
  3. Sentencia en segunda instancia. Tiene lugar después de un recurso y es dictada por un tribunal jerárquicamente superior al que dictó la primera.

Atendiendo a la posibilidad de recurso

  1. Sentencia firme: no se puede recurrir. Con este tipo de sentencia se concluye definitivamente la causa, que pasa a ser “cosa juzgada”.
  2. Sentencia recurrible: es posible el recurso.

La impugnación de sentencias

Cuando una de las partes no está conforme con la sentencia del Juez o Tribunal, tiene derecho a presentar un recurso de apelación. Mediante este mecanismo, impugna la sentencia por estar en desacuerdo con la misma. Es un derecho de las partes en litigio en el proceso.

Se trata de una acción voluntaria y autónoma de la parte que impugna, que pretende obtener una nueva resolución favorable a sus intereses.

Legalmente es posible la restricción del uso de este recurso, y declarar que determinada sentencia no se puede recurrir. Normativas nacionales o regionales y la jurisprudencia pueden limitar la posibilidad de revisar una sentencia.

Los jueces y Tribunales están obligados a atender las impugnaciones, que contribuyen a la garantía y seguridad jurídica de las partes del proceso.

Será un juzgado de jerarquía superior al que llevó a cabo el proceso en primera instancia, el encargado de atender el recurso de apelación. En esta revisión de la resolución se procederá a ratificar o revocar lo establecido en la sentencia impugnada.

¿Qué se solicita en un recurso de apelación?

El punto de partida para el recurso de apelación es la disconformidad de una de las partes con la sentencia, es decir, con la resolución que debería poner fin al proceso legal.

Algunos aspectos importantes del recurso de apelación de una sentencia:

  • La parte que interpone el recurso de apelación, puede solicitar que se rectifique el fallo en su totalidad. Para ello debe presentar argumentos que justifiquen su solicitud. En caso de que no se justifique la solicitud de revisión, el recurso será considerado improcedente y se archivará.
  • También es posible que la parte que apela esté en desacuerdo solo con algunos aspectos específicos de la sentencia. En este caso, tiene la potestad de pedir que se revisen esos aspectos. Siempre es necesario establecer los argumentos que mueven la solicitud.

Cuando el organismo judicial considera que el recurso es procedente, comienza la aplicación revisando la sentencia del Juez o Tribunal de Primera Instancia.

El procedimiento continúa con una nueva evaluación del conflicto y de las pruebas. Es importante tener en cuenta que esta evaluación se realizará exclusivamente sobre los aspectos que motivaron el recurso, es decir, las inconformidades expuestas en la solicitud.

Si solo se solicitó revisión de algunas partes de la sentencia, se revisarán exclusivamente esas secciones. El Juez o Tribunal que atiende la apelación no podrá establecer un fallo o una nueva sentencia en los temas que no estén señalados en el documento de apelación. Se evaluarán solamente las pruebas que fueron atendidas en el primer proceso, no se admiten pruebas nuevas.

La solicitud de revisión de la sentencia debe presentarse ante el mismo tribunal que atendió la primera instancia. Una vez que las partes fueron notificadas, disponen de 20 días hábiles para proceder a presentar el recurso.

Conclusión

El análisis de la sentencia es fundamental para las partes en conflicto.  Es importante que se entienda la totalidad de la resolución. El asesoramiento de un abogado especialista es imprescindible para captar todo lo que el Juez ha dispuesto en la sentencia.

El abogado es el profesional indicado para que, en caso de desacuerdo, se inicie el recurso de apelación a efectos de que se revise la resolución.

¿Buscas un abogado especialista en derecho procesal?

Te ayudamos a encontrar abogado de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.