Reunificación de deudas

La reunificación de deudas es una operación financiera mediante la cual se cancelan las deudas existentes con varios acreedores, a cambio de una nueva con un único acreedor. Se conoce también como unificación o consolidación de deudas.

Reunificación de deudas

La reunificación de deudas es una operación financiera mediante la cual se cancelan las deudas existentes con varios acreedores, a cambio de una nueva con un único acreedor.

La nueva cuota a pagar es menor que la sumatoria de las anteriores. Es una opción que está en auge debido al sobreendeudamiento en España. Sin embargo, se deben tener en cuenta varios detalles ya que no siempre es conveniente.

Se puede formalizar a través de un préstamo o una hipoteca y puede realizarse a través de bancos o empresas intermediarias. No se debe confundir con la reestructuración o la refinanciación de deudas.

¿Buscas abogado especialista en deudas?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado

Características de la reunificación de deudas

La reunificación de deudas tiene las siguientes características:

  • Reúne un conjunto de deudas pendientes en un único producto financiero.
  • El objetivo es reducir el importe final total que se abona por créditos, a la vez que lograr un mejor manejo y control de las finanzas.
  • Implica una cancelación anticipada de las deudas existentes, lo cual acarrea determinados gastos.
  • Pueden cancelarse deudas con impagos.
  • Permite al deudor salir del registro de deudores morosos.
  • Puede realizarse en forma personal o a través de empresas intermediarias especializadas. En este caso, se aplica la ley 2/2009, la cual regula la contratación con los consumidores de préstamos o créditos hipotecarios y de servicios de intermediación para la celebración de contratos de préstamo o crédito.
  • La mayoría de las entidades de defensa del consumidor y bancos aconsejan utilizar esta opción con prudencia.
  • Es una operación sometida a riesgos especiales, como incremento del precio del nuevo contrato en función de las actividades específicas a realizar, impuestos y gastos, modalidades de pago o ejecución.

Tipos de reunificación de deudas

La reunificación de deudas puede ser de dos tipos: hipotecaria o no hipotecaria.

  1. Reunificación hipotecaria: aplicable a deudas de mayor monto. Permite obtener préstamos a más largo plazo y menores intereses. El préstamo no debe superar el 80% del valor de la vivienda. No se utiliza para deudores con impagos.
  2. Reunificación no hipotecaria: consiste en un préstamo personal. Los plazos son más cortos y los intereses más elevados. Puede abarcar todas las deudas excepto las hipotecarias.

Otros tipo de reunificación:

  • Con nómina. Es un tipo de reunificación en el cual el nuevo préstamo se garantiza con la nómina.
  • Con otras garantías. Las entidades pueden aceptar como garantía otros inmuebles como plazas de garaje, oficinas o inmuebles vacacionales. También se puede ofrecer un avalista.

Reunificación de deudas mediante un intermediario - Ley 2/2009

La innovación en productos financieros ha generado la aparición de nuevos prestadores de servicios, como los préstamos hipotecarios y créditos concedidos por empresas que no son entidades de crédito y servicios de intermediación del crédito.

Los mismos están regulados por la Ley 2/2009, ya que dichas entidades no están sometidas a la supervisión del Banco de España y se encuentran especialmente activas en lo referente a agrupación o reunificación de deudas.

Esta ley regula la actividad de contratación de préstamos o créditos hipotecarios en todo lo relativo a la defensa de los derechos de los usuarios y consumidores, garantizando los diferentes derechos:

  • Comunicación comercial referida a la agrupación de distintos créditos o préstamos en uno solo. Se deberá informar de manera clara, concisa y destacada, de cualquier tipo de gastos relacionados con la reunificación. Se prohíbe hacer referencias a reducción de cuota mensual a pagar, sin mencionar de forma expresa el aumento del capital pendiente de devolución y el plazo del nuevo préstamo o crédito.
  • Información. Las empresas deben facilitar al cliente o posible cliente un folleto informativo donde conste la información previa al contrato y condiciones de transparencia. Se indicará con claridad los gastos preparatorios de la operación y el carácter orientativo del resto de los gastos.
  • Información previa al contrato. Se debe suministrar en forma gratuita con una anticipación de al menos 5 días naturales a la celebración del contrato, y antes de que el usuario asuma cualquier obligación. Incluye todos los datos de la empresa, póliza de seguro de responsabilidad civil o aval y entidad aseguradora o de crédito con la que se contratará, y las características del contrato.
  • Las empresas intermediarias deben hallarse inscritas en el Registro Estatal de Empresas y contratar un seguro de responsabilidad civil o aval bancario.
  • Además, deben cumplir con la Orden de Transparencia, por la cual se reconoce al consumidor el derecho de desistimiento durante los 14 días siguientes a la formalización del contrato.
  • Deben ofrecer al menos tres opciones vinculantes al usuario.

Diferencias entre reunificación y reestructuración de deudas

La reestructuración es otra opción para hacer frente al sobreendeudamiento. Consiste en llegar a un acuerdo o negociar nuevas condiciones de pago de una deuda existente. Es decir, que la deuda no deja de existir, sino que se renegocia. Permite obtener una cuota menor o plazos más largos.

La reestructuración puede aplicarse a las hipotecas a partir del Real Decreto Ley 6/2012, que da derecho a reestructurar la deuda hipotecaria conllevando una rebaja del tipo de interés, instauración de un período de carencia y ampliación del plazo de amortización.

En cambio, la reunificación consiste en la agrupación de varias deudas diferentes a fin de consolidarlas en un único producto financiero, lo que incluye la liquidación de las deudas anteriores.

Permite evitar múltiples vencimientos, y también plazos más largos mediante la reunificación hipotecaria. Sin embargo, si existe una deuda hipotecaria, no puede incluirse en el contrato de reunificación.

Diferencias entre reunificación de deudas y Ley de Segunda Oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad está dirigida a deudores en situación de insolvencia actual o inminente. Es una situación equivalente al concurso de acreedores para personas físicas. Permite cancelar deudas que no se pueden pagar, ser excluido de los listados de morosidad y volver a pedir financiación.

Es considerada actualmente la opción más recomendada para deudores que se encuentran en situación de embargo o no disponen de recursos para pagar sus deudas.

En cambio, la reunificación de deudas puede realizarse antes de llegar a la situación de insolvencia o precisamente para no caer en ésta, incluso aunque se esté en situación de morosidad. Es recomendable cuando las deudas no son muy grandes pero el nivel de endeudamiento supera los ingresos.

¿Buscas abogado especialista en deudas?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado