Responsabilidad decenal

La responsabilidad decenal es la responsabilidad civil de la que deben responder constructores, promotores, arquitectos, aparejadores y otros profesionales intervinientes por defectos constructivos o problemas que puedan presentarse en una construcción durante un periodo de diez años.

Responsabilidad decenal

La responsabilidad decenal es la responsabilidad civil de la que deben responder constructores y otros profesionales intervinientes por defectos constructivos o problemas que puedan presentarse en una construcción durante un periodo de diez años.

Se encuentra regulada en el artículo 1591 del Código Civil. Este artículo establece que si una edificación se arruina o sufre daños y perjuicios dentro de los diez primeros años después de concluida su construcción, el contratista que la hizo será responsable de esa ruina o daños. También lo será el arquitecto que haya dirigido la obra, si los daños se deben a irregularidades en el terreno en el que se construyó o a fallos en la dirección de la obra.

El contratista de un edificio que se arruinase por vicios de la construcción, responde de los daños y perjuicios si la ruina tuviere lugar dentro de diez años, contados desde que concluyó la construcción; igual responsabilidad, y por el mismo tiempo, tendrá el arquitecto que la dirigiere, si se debe la ruina a vicio del suelo o de la dirección.

Si la causa fuere la falta del contratista a las condiciones del contrato, la acción de indemnización durará quince años.

Artículo 1591 del Código Civil

Si se determina que los problemas se deben a faltas que haya cometido el contratista con respecto a lo estipulado en el contrato, la responsabilidad se extenderá a 15 años.

¿Buscas abogado especialista en responsabilidad decenal?

Te ayudamos a encontrar abogado inmobiliario de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado inmobiliario

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado

El concepto de ruina

Se entiende como ruina, de acuerdo al Código Civil español:

  1. La ruina física, que es el derrumbamiento total o parcial de una edificación.
  2. La ruina potencial, que es el peligro de derrumbamiento futuro o deterioro progresivo.
  3. La ruina funcional, que se refiere al deterioro grave que experimente un edificio, y que, aunque no impacte su solidez, haga que el uso de la edificación sea molesto e incómodo, hasta considerar que no es apto para ser habitado adecuadamente.

Para que pueda hablarse de responsabilidad decenal, la edificación debe estar sufriendo alguno de los tipos de ruina mencionados, que son los que contempla la jurisprudencia española.

Se considera que los involucrados tendrán esa responsabilidad decenal por daños materiales en una edificación producto de vicios y defectos que afecten la cimentación, los soportes, las vigas, los muros de carga y cualquier otro elemento estructural, y que puedan comprometer la resistencia metálica y la estabilidad del edificio.

Otros períodos de responsabilidad que se establecen son: un año para defectos que puedan generarse en elementos de acabado y terminación de la obra, y tres años por vicios o defectos en elementos constructivos o instalaciones que no permitan cumplir los requerimientos de habitabilidad.

Cada profesional o artesano que participe en una construcción será responsable a título personal e individual por su labor en la misma, pero si se da el caso de que no puedan delimitarse las responsabilidades, se considerará que se trata de una responsabilidad solidaría entre todos los que participaron en la obra.

Seguro de responsabilidad decenal

La LOE, Ley 38/1999 del 5 de noviembre que regula asunto sobre la Ordenación de la Edificación, establece el marco jurídico para la responsabilidad decenal.

A partir de esta normativa se hizo obligatoria la contratación de un Seguro de Responsabilidad Decenal de Daños por parte del promotor de una obra. El capital mínimo asegurado debe cubrir el 100% del coste de ejecución de la obra.

Se han dado situaciones en las que ante reclamaciones por responsabilidad decenal no es posible localizar al promotor, porque la empresa haya desaparecido, y son entonces los profesionales de la arquitectura, o los aparejadores, quienes se han visto forzados a hacer frente a las reclamaciones de manera solidaria con sus seguros de responsabilidad civil.

¿Cuándo se puede reclamar por responsabilidad decenal?

Se podrá reclamar por responsabilidad decenal por defectos o problemas en la construcción y cuando sufra ruina en algunas de las categorías mencionadas física, potencial o funcional. Pero no se podrá reclamar por responsabilidad decenal si los daños fueron por fuerza mayor, o si los daños fueron ocasionados por un tercero o el mismo propietario u usuario de la vivienda, o sea por la persona perjudicada.

Cada caso es particular, por tanto, para poder manejar adecuadamente las expectativas en ocasión de que se piense que se puede hacer una reclamación por responsabilidad decenal, es aconsejable asesorarse con abogados especializados en la materia. Los expertos evaluarán el caso desde el punto de vista técnico en cuanto a los daños o ruina de la construcción, y desde el punto de vista jurídico en cuanto al procedimiento de la reclamación.

Entre las posibilidades de reclamación y de acciones o indemnizaciones que se pueden esperar a partir de ellas, existen unas que se conocen como acciones edilicias, que ofrecen la opción a quien está comprando de desistir del contrato de compra en los primeros seis meses si aparecen vicios ocultos en la construcción.

Se pueden también ejercer reclamaciones por responsabilidad decenal por dolo del vendedor, por lo cual asisten al denunciante acciones de resolución o resarcimiento. Pueden hacerse reclamaciones si existe pleno incumplimiento por parte del vendedor, o si la vivienda o edificio no puede ser usada para la finalidad para la cual fue construida o si el edificio ha sido entregado en condiciones que hagan imposible el uso del mismo.

Entre los motivos por los cuales se pueden hacer reclamaciones están que la construcción tenga defectos en sus elementos estructurales fundamentales, lo que implica que la solución no es una mera reparación, sino que en algunos casos deben sustituirse más de un tercio de los elementos afectados, y que la edificación no pueda emplearse para la finalidad para la cual fue construida, promovida y vendida.

Los periodos y el proceso para reclamar

El artículo 1591 del Código Civil y la LOE establecen los lapsos de tiempo dentro de los cuales se puede reclamar por responsabilidad decenal. A partir del momento en que se detecte un problema o falla en una edificación, siempre y cuando esto ocurra durante los primeros diez años de vida de la edificación (el período en el que está vigente la responsabilidad decenal) hay un periodo de quince años para hacer la reclamación y poder obtener el resarcimiento o indemnización a que esta dé lugar.

Cuando se hace una reclamación un perito deberá evaluar si la ruina o anomalía existe y si es técnica o funcional, y se comparará lo que se observa en la realidad con lo que estaba estipulado en el proyecto. Se estudiarán también los estudios geotécnicos y los documentos que se generaron durante la ejecución de la obra.

Para hacer una reclamación por responsabilidad decenal lo primero que debe hacerse es conocer con qué empresa tiene el seguro de Responsabilidad Decenal la compañía promotora de la obra, ya que es ante ella que debe elevarse dicha reclamación.

¿Buscas abogado especialista en responsabilidad decenal?

Te ayudamos a encontrar abogado inmobiliario de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado inmobiliario

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado

Más información