Recurso de apelación penal

El recurso de apelación penal es la vía que se abre para manifestar la contraposición a las resoluciones del juez de instrucción. Solo se podrá interponer un recurso de apelación penal en los casos que especifique la ley.

Recurso de apelación penal

El recurso de apelación penal es la vía que se abre para manifestar la contraposición a las resoluciones del juez de instrucción.

¿Dónde se regula el recurso de apelación penal?

Para conocer qué nos dice la ley acerca del recurso de apelación penal, hemos de acudir a la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Concretamente, hemos de centrarnos en las siguientes secciones:

  • Libro I (disposiciones generales), Título X (de los recursos contra las resoluciones procesales), Capítulo I (de los recursos contra las resoluciones de los Jueces y Tribunales), artículos 222 a 232.
  • Libro IV (de los procedimientos especiales), Título II (del procedimiento abreviado):
    • Capítulo I (disposiciones generales), artículo 766
    • Capítulo VI (de la impugnación de la sentencia), artículos 790, 791 y 792.

¿En qué procedimientos cabe interponer un recurso de apelación penal?

Solo ante ciertas situaciones procesales cabe interponer el recurso de apelación penal. Los casos en los que se puede presentar el recurso en cuestión son los siguientes:

  1. En un procedimiento abreviado.
  2. En un procedimiento para el enjuiciamiento rápido de ciertos delitos.
  3. En un juicio por delitos leves.
  4. En la primera instancia, contra sentencias dictadas por la Audiencia Provincial.
  5. En el procedimiento ante el Tribunal del Jurado.

¿Ante quién se interpone el recurso de apelación penal?

El recurso de apelación penal se interpone ante el magistrado que hubiera dictado el auto que se quiere recurrir.

El tribunal competente para conocer dicho recurso es el que conoció la causa en juicio oral, es decir, los Juzgados de lo Penal o la Audiencia Provincial.

¿Cómo, cuándo y con qué plazos se puede interponer el recurso de apelación penal?

Según la regulación, para interponer un recurso de apelación se requiere siempre un escrito autorizado con la firma del Letrado, por lo que cabe determinar que es necesaria la presencia de Abogado y Procurador en el proceso.

Generalmente el recurso de apelación penal solo puede interponerse después del de reforma o a la vez que el mismo, en el mismo escrito. El juez ha de resolver el recurso al segundo día de haberse entregado las copias del escrito a las partes del proceso.

  • En un juicio por delitos leves, se podrá interponer el recurso cinco días después de la notificación de la sentencia del juzgado penal.
  • Si estuviéramos ante un procedimiento del tribunal jurado, la interposición del recurso habrá de hacerse en los diez días siguientes a la notificación de la sentencia.
  • En el procedimiento abreviado, el juez dará traslado del recurso a las partes para que dentro de diez días presenten las alegaciones que consideren pertinentes. A continuación, si el juez lo considera necesario, se celebrará vista. Cinco días después a la vista o diez días tras la recepción de los autos (si no se celebrar vista) el juez dictará sentencia.

Admisión o inadmisión del recurso de apelación penal

A tenor del artículo 223 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, interpuesto el recurso de apelación el Juez lo admitirá, en uno o en ambos efectos, según sea procedente.

  1. Si se admitiera por completo, continuará el procedimiento siguiendo los pasos que indica la regulación procesal penal.
  2. Si se admitiera en un solo efecto, el magistrado pedirá testimonio de todos los escritos presentados, fijando cuándo ha de quedar expedido el testimonio. Dos días después de esta providencia son los que tienen el Ministerio Fiscal y el apelante para incluir algún testimonio más. El juez resolverá la cuestión al día siguiente sin ulterior recurso.
  3. Si no se admitiera a trámite, se mantendrá el cumplimiento de la sentencia que se recurría.

¿Cabe recurrir un recurso de apelación penal?

Contra el recurso de apelación penal, solo cabrá el recurso extraordinario de revisión o de anulación.