Propiedad industrial

La propiedad industrial es un conjunto de derechos exclusivos que puede poseer una persona sobre una invención, un diseño industrial o sobre un signo distintivo.

Por lo tanto, la propiedad industrial otorga al titular el derecho a prohibir a otras personas que utilicen lo que se ha protegido. El titular también podrá conceder licencias de explotación o la transmisión de la propiedad industrial a terceras personas.

Propiedad industrial

La propiedad industrial consiste en un conjunto de derechos reconocido por ley a una persona sobre una invención, un signo distintivo o un diseño industrial durante un período de tiempo.

A modo de ejemplo, la RAE ofrece la siguiente definición de la propiedad industrial: “Derecho de explotación exclusiva sobre los nombres comerciales, las marcas y las patentes, que la ley reconoce durante cierto plazo”.

Derechos de la propiedad industrial

En España existen varios tipos de derechos de propiedad industrial, cada uno de ellos con su propia legislación, que son otorgados por el organismo competente (la Oficina Española de Patentes y Marcas). Esos derechos de propiedad industrial son los siguientes:

  • Los signos distintivos que corresponden con marcas o nombres comerciales.
  • Las patentes o invenciones.
  • Los diseños industriales, que se refiere al aspecto externo de un producto.

En general, todos estos derechos de propiedad industrial poseen una duración máxima y solo tendrán validez en el territorio donde se concedan.

Para que se produzca el derecho exclusivo de utilización de cualquiera de esos derechos de propiedad industrial, es necesario que se realice un registro. Este registro no es obligatorio, pero sí es muy recomendable para poder aprovechar las ventajas que ofrece la propiedad industrial (por ejemplo para evitar que otras personas lo copien).

Diferencia entre propiedad industrial y propiedad intelectual

Mientras que la propiedad industrial protege las creaciones relacionadas con la industria, la propiedad intelectual protege creaciones únicas que se relacionan con obras literarias o artísticas.

Cada una de ellas posee legislaciones y organismos diferentes. La propiedad intelectual está gestionada por el Registro de la Propiedad Intelectual.