Proindiviso

El proindiviso (también denominado condominio o copropiedad) se da cuando un bien, generalmente inmueble (vivienda, finca…), posee varios propietarios. Es decir, ninguno de ellos posee plenamente el derecho de propiedad sobre ese bien.

Concretamente, según la Wikipedia, el pro indiviso se define como “expresión jurídica de origen latino que hace referencia a la situación de una cosa o derecho que pertenece a varias personas en común, sin que existan partes diferenciadas a cada uno de los propietarios o titulares del derecho”.

Las situaciones más frecuentes en las que se generan proindivisos son en separaciones, divorcios o herencias. Por ejemplo, tras el fallecimiento de los padres tres hermanos heredan la vivienda familiar. Ésta vivienda será un proindiviso que es propiedad de los tres.

Existe la posibilidad de disolver el pro indiviso, ya que puede ser origen de muchos conflictos, de una manera más o menos fácil dependiendo en gran medida de si el bien es divisible o indivisible. Esto es lo que se conoce como extinción del condominio y que vamos a detallar de la manera más clara posible a continuación.

Proindiviso

Si el bien es indivisible existe la posibilidad de extinguir el proindiviso mediante un acuerdo privado entre los copropietarios.

¿Cómo acabar con un proindiviso?

Para extinguir el proindiviso es importante tener en cuenta si se trata de un bien divisible o indivisible y la manera de lograrlo que puede ser mediante un acuerdo o mediante un procedimiento judicial.

Proindiviso de bienes divisibles

Si el bien es divisible (por ejemplo una finca) existen dos posibilidades: dividir el bien o venderlo.

La más habitual es dividir el bien en partes proporcionales. Esto se puede conseguir mediante un acuerdo formalizado en escritura pública entre todos los copropietarios o, en el caso de no haber acuerdo, mediante un procedimiento judicial. La otra posibilidad es la venta del proindiviso, que exclusivamente se puede llevar a cabo mediante la vía del acuerdo.

Proindiviso de bienes indivisibles

Si por el contrario el bien es de tipo indivisible (por ejemplo un piso) las alternativas de extinción disminuyen y podrían darse dos situaciones.

En primer lugar, que se decida extinguir de forma voluntaria a través de un acuerdo privado entre todos los copropietarios. En este sentido las posibilidades van desde que uno de los propietarios se quede con todo el inmueble compensando a los demás a cambio hasta vender el bien a un tercero.

¿Buscas un abogado especialista en disolución de proindivisos?

Te ayudamos a encontrar abogado de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.






Disolución de proindivisos por vía judicial

Por otro lado, la otra opción es recurrir a la vía judicial. Esta alternativa surge cuando existe al menos un propietario que no desea vender, ni comprar, ni llegar a un acuerdo coherente con el resto.

No obstante, antes de imponer la demanda de división de cosa común (que implica unos gastos) se recomienda celebrar un acto de conciliación con intención de que la otra parte ceda y así evitar el juicio. Se trata de una opción gratuita y sin necesidad de que intervengan abogados. En el peor de los casos servirá como prueba para demostrar quién es la persona que impide la venta del proindiviso.

Si actualmente tienes un problema relacionado con un proindiviso esperamos que estas sencillas aclaraciones sobre las posibles soluciones de extinción de condominio te hayan servido de ayuda.