Profesión habitual

Para el reconocimiento y el establecimiento de la pensión por incapacidad laboral permanente, es fundamental tener en cuenta el concepto de profesión habitual. Por lo tanto, determinar cuál es la profesión habitual del trabajador que sufre una incapacidad permanente será uno de los aspectos más importantes.

Dentro de la incapacidad laboral permanente podemos diferenciar varios grados en función de la gravedad de la incapacidad:

Entre ellos, los dos primeros grados de incapacidad permanente (parcial y total) solo afectan a la realización de la profesión habitual, pero no inhabilitan para otro tipo de trabajos. Por este motivo es tan importante definir el concepto de profesión habitual y determinar exactamente a que se refiere.

La profesión habitual en caso de enfermedad

En el supuesto de que la incapacidad laboral se produzca por una enfermedad (ya sea común o profesional) se deben de tener en cuenta dos aspectos para determinar cuál es la profesión habitual: debe ser la profesión que se ejerza de forma continuada (no esporádicamente) y se tienen que tener en consideración las funciones propias de dicha profesión.

Así, será profesión habitual aquella que desarrollaba el trabajador durante los últimos 12 meses englobando todas las funciones para las cuales el trabajador está cualificado para realizar dentro de su profesión.

La profesión habitual en caso de accidente

Sin embargo, si la incapacidad permanente ha sido producida por un accidente laboral o por otro tipo de accidente (de tráfico, domestico, etc.), se entiende por profesión habitual la que se esté desempeñando en el mismo momento en el que ocurre dicho accidente.

Por lo tanto, en este caso no importa que la profesión se realice de forma continuada ni el tiempo que se lleve desempeñando dicho trabajo.