Primer grado de afinidad

El primer grado de afinidad es la relación más estrecha que existe entre miembros de una misma familia que están unidos por un vínculo jurídico que deriva del matrimonio. La ley otorga derechos y obligaciones a los parientes de primer grado de afinidad, como son los derechos sucesorios y la obligación de prestar alimentos en algunos casos.

¿Qué se considera primer grado de afinidad?

El grado de afinidad se mide contando los saltos o parientes que existen entre una persona y un miembro de la familia de su cónyuge. En el parentesco por afinidad existe el primer grado tanto en la relación inmediata entre cónyuges, que no están separados por ninguna otra persona, como en las relaciones con los padres o hijos del cónyuge, cuyo nexo de unión es el cónyuge.

Son parientes en primer grado de afinidad:

  • El cónyuge.
  • Los suegros.
  • El yerno y la nuera.

¿Qué diferencia existe entre parientes de primer grado por afinidad y por consanguinidad?

El parentesco por afinidad implica un vínculo jurídico entre miembros de una misma familia, cuyo nexo de unión es un matrimonio. En cambio, en el parentesco por consanguinidad, los miembros de la familia están unidos por lazos de sangre o biológicos.

Existe parentesco de primer grado de consanguinidad con padres, madres e hijos.

Categorías: Derecho Civil,General