Pleno dominio

El pleno dominio es un tipo de propiedad que supone la posesión completa sobre un bien (por ejemplo, una vivienda).

Pleno dominio

El pleno dominio supone tener la propiedad completa sobre un bien, como puede ser una vivienda.

Mediante la plena propiedad una persona es propietaria de un bien y además posee el pleno uso sobre el mismo.

Así, el pleno dominio se divide en:

  1. Nuda propiedad: derecho de una persona (nudo propietario) a ser dueño de un bien, sin poder disfrutar de él.
  2. Usufructo: derecho a usar y disfrutar de un bien que posee una persona (usufructuario) sin ser el propietario.

Estos dos derechos, aunque recaigan sobre el mismo bien, son diferentes y pueden darse por separado, es decir, pueden recaer en diferentes personas. Suele ser muy habitual en las herencias.

De este modo, la plena propiedad se tendrá cuando usufructo y nuda propiedad coincidan en la misma persona.

¿Buscas un abogado especialista en pleno dominio y usufructo?

Te ayudamos a encontrar abogado de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.