Pleito

Pleito es el término jurídico utilizado para referirse a una disputa, enfrentamiento o altercado entre partes. Tiene su origen en el término latino placitum, cuya traducción literal es "sentencia" o "decreto".

La RAE lo define como una "contienda, diferencia, disputa, litigio judicial entre partes".  Es común, por tanto, que este concepto se emplee como sinónimo de "litigio", de "proceso" o de "conflicto de intereses".

En el ámbito judicial, los pleitos suelen ser disputas sin resolver, a la espera de que un juez o árbitro elabore un examen y tome una decisión que ambas partes deben acatar.

¿Qué tipos de pleitos existen?

Principalmente, se distinguen dos tipos en función del origen del enfrentamiento o conflicto:

  1. El pleito civil, donde se litiga sobre una cosa, hacienda, posesión o regalía.
  2. El pleito criminal, que desencadena en un procedimiento penal.