Perjuicio

El perjuicio es la consecuencia de un daño que sufre una persona. En el ámbito del derecho, se trata de la ganancia lícita que se deja de percibir, o bien el deterioro de un bien o el detrimento de una reputación que se debe a la acción u omisión (por doloculpa) de otra persona.

Perjuicio

La persona que sufra un perjuicio por la acción u omisión de otro individuo, tendrá derecho a recibir una indemnización

Así, existen dos tipos de perjuicio:

  1. Material: que afecta a los bienes o a las ganancias.
  2. Moral: afecta a la reputación, el honor o la dignidad de una persona. Se encuentra dentro del delito de injuria y del de calumnia.

Cuando una persona provoca un daño o un perjuicio a otra, la víctima tendrá derecho a reclamar ante la justicia una compensación económica que debe pagar el causante denominada indemnización por daños y perjuicios.

Diferencia entre daño y perjuicio

Tanto los daños como los perjuicios son figuras jurídicas reguladas en el Código Civil en materia de incumplimiento de obligaciones o responsabilidades contractuales y ambas dan lugar a la misma indemnización.

Sin embargo, estos dos conceptos poseen diferencias. En el sentido patrimonial, el daño se refiere a una pérdida de patrimonio que se poseía y el perjuicio a la ganancia o beneficio esperado que se ha dejado de obtener como consecuencia del incumplimiento de una obligación.