Tercer grado de consanguinidad

El tercer grado de consanguinidad se refiere a la relación familiar que se cuenta desde un ancestro común hasta un individuo, pasando por dos intermediarios. Incluyen a los tíos y sobrinos, así como a los bisabuelos y bisnietos.

¿Qué es el tercer grado de consanguinidad?

El tercer grado de consanguinidad es una medida utilizada para determinar el parentesco entre dos personas que comparten un ancestro común. Este grado de parentesco se calcula contando el número de generaciones entre las personas y su ancestro común.

En el tercer grado de consanguinidad se incluyen:

  • Bisabuelos y bisnietos.
  • Tíos y sobrinos.
  • Primos hermanos.

Por ejemplo: un abuelo y su nieto están en el segundo grado de consanguinidad, ya que hay dos generaciones entre ellos. Un tío y su sobrino están en el tercer grado, ya que se cuenta desde el tío, pasando por el padre del sobrino, hasta el sobrino.

Este tipo de parentesco es importante en diversas áreas del derecho y la vida social, como el derecho de familia, el derecho sucesorio y la normativa laboral.

¿Dónde se regula el tercer grado de consanguinidad en el Perú?

En el Perú, la regulación del parentesco por consanguinidad se encuentra principalmente en el Código Civil. Específicamente, el artículo 236 del Código Civil peruano establece las normas para determinar los grados de parentesco.

Este artículo indica que:

  • El parentesco de consanguinidad se cuenta por el número de generaciones. Cada generación forma un grado.
  • La línea recta se compone de la serie de grados entre personas que descienden una de otra.
  • La línea colateral se compone de la serie de grados entre personas que, sin descender una de otra, proceden de un tronco común.

Además, se utiliza para diversos fines legales, como la determinación de herencias, la autorización de matrimonio, y las licencias laborales.

Importancia del tercer grado de consanguinidad

Derecho de familia

En el derecho de familia, el tercer grado de consanguinidad es relevante en temas como el matrimonio y la tutela. Por ejemplo, el Código Civil prohíbe el matrimonio entre tíos y sobrinos (tercer grado de consanguinidad). Esta prohibición tiene como objetivo evitar problemas genéticos y preservar la estructura familiar.

No pueden contraer matrimonio entre sí:

(...)

2. Los consanguíneos en línea colateral dentro del segundo y el tercer grados. Tratándose del tercer grado el juez puede dispensar este impedimento cuando existan motivos graves.

(...)

Artículo 242 del Código Penal del Perú

Derecho sucesorio

En el ámbito del derecho sucesorio, el tercer grado de consanguinidad es importante para determinar los herederos legales en caso de intestato (cuando no hay testamento).

Son herederos del primer orden, los hijos y demás descendientes; del segundo orden, los padres y demás ascendientes; del tercer orden, el cónyuge o, en su caso, el integrante sobreviviente de la unión de hecho; del cuarto, quinto y sexto órdenes, respectivamente, los parientes colaterales del segundo, tercer y cuarto grado de consanguinidad.

(...)

Artículo 816 del Código Penal del Perú

Si una persona fallece sin dejar un testamento, sus bienes serán heredados por sus parientes más cercanos. Los herederos en tercer grado de consanguinidad incluyen a los sobrinos, por ejemplo, entre otros.

Normativa laboral

En la normativa laboral peruana, el tercer grado de consanguinidad es relevante para la concesión de licencias y permisos. Por ejemplo, los trabajadores tienen derecho a una licencia por fallecimiento de un familiar hasta el tercer grado de consanguinidad.

Esto incluye la muerte de bisabuelos, tíos y sobrinos, otorgando así un tiempo razonable para que los empleados puedan atender sus responsabilidades familiares en momentos de duelo.

Otros usos del grado de consanguinidad

Además de los usos mencionados, el tercer grado de consanguinidad puede influir en otras áreas como el derecho penal y la adopción

  • En derecho penal, por ejemplo, el parentesco puede ser considerado un atenuante o agravante en ciertos delitos
  • En adopción, las normas pueden establecer preferencias o restricciones basadas en el grado de parentesco entre el adoptante y el adoptado.

Categorías: Derecho Civil,General

Consultas sobre tercer grado de consanguinidad