Primer grado de afinidad

El primer grado de afinidad es la relación jurídica que existe entre una persona y los parientes de su cónyuge o conviviente. Incluye a los suegros, yernos, nueras, cuñados y padrastros. Este vínculo es relevante en aspectos como impedimentos matrimoniales y derechos sucesorios.

¿Qué es el primer grado de afinidad?

El primer grado de afinidad es una relación de parentesco que se establece entre una persona y los familiares directos de su cónyuge. Este vínculo no se origina por consanguinidad, es decir, no hay una relación de sangre, sino que se forma a través del matrimonio.

En otras palabras, el primer grado de afinidad es la relación que una persona tiene con los padres e hijos de su pareja.

¿Dónde se regula el primer grado de afinidad en el Perú?

En el Perú, la regulación del primer grado de afinidad se encuentra en el Código Civil, específicamente en las disposiciones que tratan sobre el parentesco. El artículo 237 del Código Civil define la afinidad como el vínculo entre un cónyuge y los parientes consanguíneos del otro.

El matrimonio produce parentesco de afinidad entre cada uno de los cónyuges con los parientes consanguíneos del otro. Cada cónyuge se halla en igual línea y grado de parentesco por afinidad que el otro por consanguinidad.

La afinidad en línea recta no acaba por la disolución del matrimonio que la produce. Subsiste la afinidad en el segundo grado de la línea colateral en caso de divorcio y mientras viva el ex-cónyuge.

Artículo 237 del Código Civil del Perú

Además, este concepto es relevante en varias normas laborales y administrativas, que contemplan derechos y deberes derivados de esta relación.

Importancia del primer grado de afinidad en el ámbito laboral

El primer grado de afinidad tiene una relevancia particular en el ámbito laboral peruano. La Ley de Productividad y Competitividad Laboral (Decreto Legislativo N° 728) y su reglamento regulan aspectos importantes como los permisos y licencias que pueden solicitarse en caso de fallecimiento o enfermedad grave de un familiar del primer grado de afinidad.

Por ejemplo, Decreto Supremo N° 003-97-TR establece que los trabajadores tienen derecho a un permiso remunerado de 3 días hábiles por el fallecimiento de los padres del cónyuge.

Derechos y deberes derivados del primer grado de afinidad

Licencias por fallecimiento y enfermedad

Uno de los derechos más significativos que surgen del primer grado de afinidad es el derecho a licencias laborales por motivos de fallecimiento o enfermedad grave.

La normativa peruana reconoce la importancia de permitir que los trabajadores acompañen a sus familias en momentos críticos, extendiendo estos permisos también a los familiares políticos más cercanos.

Declaración jurada de parentesco

En algunos casos, para acceder a estos beneficios, los trabajadores deben presentar una declaración jurada que acredite el parentesco por afinidad. Este trámite es esencial para evitar fraudes y asegurar que los permisos sean utilizados correctamente.

Conflicto de intereses

En el ámbito público, la relación de afinidad puede generar conflictos de intereses, especialmente en situaciones de contratación de personal. La Ley de Contrataciones del Estado (Ley N° 30225) prohíbe expresamente la contratación de familiares hasta el segundo grado de afinidad en ciertas circunstancias para evitar el nepotismo y garantizar la transparencia en los procesos de selección.

Cualquiera sea el régimen legal de contratación aplicable, están impedidos de ser participantes, postores, contratistas y/o subcontratistas, incluso en las contrataciones a que se refiere el literal a) del artículo 5, las siguientes personas:

(...)

h) El cónyuge, conviviente o los parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad

(...)

Artículo 11 de la Ley de Contrataciones del Estado del Perú

Conclusión

El primer grado de afinidad es un concepto jurídico importante que tiene diversas implicancias en el ámbito laboral y administrativo en el Perú. Comprender este vínculo y las normas que lo regulan es esencial para trabajadores y empleadores, ya que garantiza el acceso a beneficios y el cumplimiento de las obligaciones correspondientes. Además, conocer estos derechos permite a los trabajadores acompañar a sus familias en momentos críticos, contribuyendo así a una mejor calidad de vida y bienestar familiar.

Categorías: Derecho Civil,General