Libertad condicional

La libertad condicional es un beneficio penitenciario que permite a ciertas personas privadas de libertad cumplir su condena fuera de la prisión. Para ello, es necesario evaluar ciertas condiciones y criterios legales definidos.

Es decir, que este beneficio implica la liberación de un individuo de la prisión antes de que cumpla su sentencia completa. En la práctica se tienen en cuenta algunas restricciones, como control de lugares que puede trasladarse o prohibiciones de contacto con ciertas personas.

De hecho, en el Perú la libertad condicional está regulada en función de las disposiciones del Código de Ejecución Penal.

Fundamentos legales de la libertad condicional

La libertad condicional es uno de los beneficios penitenciarios definidos en el artículo 47 del Código de Ejecución Penal peruano. En otras palabras, se trata de una medida que se les otorga a ciertas personas que se encuentran cumpliendo una pena en prisión.

Bajo este contexto, la libertad condicional le otorga al recluso la posibilidad de reintegrarse a la sociedad de manera limitada. Esto mientras cumpla con ciertos requisitos y reglas establecidos por las autoridades penitenciarias.

Este concepto representa el otorgamiento de una oportunidad de reintegrarse a la sociedad, pero de manera limitada. Esto en función de las reglas definidas en el marco normativo vigente.

Criterios para otorgar la libertad condicional

El artículo 54 del Código de Ejecución Penal sostiene que la libertad condicional le permite a un recluso salir de prisión antes de cumplir su condena completa. Para ello, es necesario cumplir con los siguientes criterios:

  • Acatamiento de la mitad de la condena establecida.
  • No tener ningún proceso pendiente con mandato de detención.
  • Encontrarse ubicado en etapa de mínima, mediana o de máxima seguridad del régimen cerrado ordinario.
  • Cumplir con el pago de los días multa fijados en la sentencia.
  • Haber pagado de manera total o parcial la reparación civil definida en la sentencia. Donde el juez considera la capacidad de pago del interno.

Por otro lado, el artículo 55 del Código de Ejecución Penal expresa que no se puede otorgar libertad condicional a los internos que hayan cometido delitos relacionados con el crimen organizado. 

Requisitos para el trámite de libertad condicional

Según el artículo 56 del Código de Ejecución Penal, para el trámite de la libertad condicional es preciso presentar los siguientes documentos: 

  • Copia certificada de la sentencia contemplada o ejecutoriada.
  • Certificado de conducta, en el cual se debe hacer referencia de los actos de indisciplina del interno y las medidas disciplinarias aplicadas.
  • Certificado de antecedentes judiciales a nivel nacional.
  • Certificado de cómputo laboral o estudio efectivo en el que se acredite que el interno ha realizado labores en el establecimiento penitenciario.
  • Constancia de régimen de vida emitido por el Jefe del Órgano Técnico de Tratamiento de la institución penitenciaria.
  • Informe del Consejo Técnico Penitenciario donde se describa de manera clara el grado de readaptación del interno.
  • Certificado notarial, municipal o judicial que confirme domicilio o lugar de alojamiento.

El expediente del trámite debe ser preparado por el Consejo Técnico Penitenciario en un plazo de 15 días hábiles.