Hostigamiento sexual laboral

El hostigamiento sexual laboral se refiere a cualquier comportamiento de naturaleza sexual que afecte la dignidad de una persona. Por ello se considera una forma específica de violencia que perturba la tranquilidad y seguridad de los trabajadores.

De hecho, el hostigamiento sexual laboral se puede manifestar de diversas maneras. Por ejemplo: insinuaciones, tocamientos no deseados, mensajes inapropiados, entre otros.

En el Perú, la Ley N° 27942, establece las medidas y criterios para prevenir el hostigamiento sexual. Así como también las sanciones para aquellas personas que presentan este tipo de comportamiento inadecuado.

Principios de ley para prevenir el hostigamiento sexual laboral

El hostigamiento sexual es una forma de violencia que se configura por medio de una conducta de carácter sexual no deseada. Este precepto legal se sustenta en las disposiciones del artículo 4 de la Ley N° 27942.

Además de ello, este tipo de comportamiento genera un ambiente hostil o humillante para la víctima. De tal manera, que se ve afectada su actividad o situación laboral de forma negativa.

Las conductas de hostigamiento sexual se pueden dar entre trabajadores que tienen una relación laboral jerárquica. Así como también entre colaboradores que presentan el mismo nivel jerárquico en una empresa.

Sujetos presentes en el hostigamiento sexual laboral

En un acto de hostigamiento sexual laboral se consideran dos tipos de sujetos:

  1. Hostigador: se refiere a toda persona, hombre o mujer que realice un acto de hostigamiento sexual. Es decir, aquella persona que tenga comportamientos no deseados, persistentes y ofensivos de naturaleza sexual dentro del entorno laboral.
  2. Hostigado: se trata de la víctima de hostigamiento sexual laboral, la cual puede ser hombre o mujer. En otras palabras, es la persona que sufre las consecuencias de los actos realizados por el hostigador.

Manifestaciones del hostigamiento sexual laboral

El artículo 6 de la Ley de Prevención y Sanción del Hostigamiento Sexual establece que dicho comportamiento se puede manifestar de las siguientes formas:

  • Promesa de un trato preferencial o beneficioso a la víctima respecto a su situación actual o futura a cambio de favores sexuales.
  • Amenazas de carácter sexual que afectan la dignidad de la víctima de manera implícita o explícita.
  • Uso de términos de naturaleza sexual, bien sean verbales o escritos. Los cuales pueden ofender o humillar a la persona afectada.
  • Acercamiento, tocamientos o conductas físicas de naturaleza sexual que resulten ofensivas y no deseadas por la víctima.
  • Trato hostil hacia la víctima por el rechazo de este tipo de conductas inapropiadas.

Obligaciones del empleador ante el hostigamiento sexual laboral

Según el artículo 7 de la Ley N° 27942, el empleador tiene el compromiso de mantener condiciones de respeto en el centro laboral. Por lo tanto, se establecen las siguientes obligaciones:

  • Capacitar a los empleados sobre los criterios normativos y políticas contra el hostigamiento sexual en la empresa.
  • Adoptar las medidas correctivas necesarias para que cese la conducta de hostigamiento. Dichas medidas pueden generar un ambiente negativo de trabajo u ofensiva para las personas afectadas.
  • Comunicar al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo los casos de hostigamiento sexual y el resultado de las investigaciones realizadas. Con objeto de verificar el cumplimiento de los criterios de ley vigentes.