Derecho subjetivo

El derecho subjetivo se refiere al conjunto de facultades que tiene una persona conforme a normativas legales. Las cuales les permiten realizar ciertas acciones o tener disposición de bienes.

En otras palabras, el derecho subjetivo representa el poder que ejerce una persona para obtener algún beneficio. Todo esto bajo disposiciones y criterios definidos por ley y las autoridades competentes en cada materia.

Por otro lado, en el Perú los derechos subjetivos se consideran una parte fundamental de la estructura legal.  Dado que estas facultades se definieron para proteger los intereses y libertades de los ciudadanos.

Aspectos del derecho subjetivo

Con bases a las diferentes teorías que dieron paso al desarrollo del derecho subjetivo, se pueden resaltar los siguientes aspectos:

  • El derecho subjetivo se encuentra respaldado por la ley y reconoce la actuación de una persona bajo el principio de la voluntad.
  • Este derecho representa un interés protegido de manera jurídica.
  • El derecho subjetivo de una persona supone el deber jurídico de otra.
  • Con el derecho subjetivo se ofrece facultad, libertad y potestad a una persona conforme a la ley.
  • Representa un uso del derecho objetivo.
  • Estos derechos no imponen el uso de la fuerza o presión frente a diferentes contextos.
  • Involucra el mutuo acuerdo entre las partes involucradas en una acción prevista por la norma.

Elementos del derecho subjetivo

El derecho subjetivo presenta dos elementos, los cuales son:

  • Uso interno: se trata de la capacidad que tiene una persona para actuar o tomar decisiones con base al derecho subjetivo.  Por ello, representa la facultad que otorga este derecho.
  • Uso externo: implica la autorización para exigir una acción específica, lo cual se establece conforme a los criterios normativos.

Bajo esta perspectiva, el derecho subjetivo está conformado por el interés y la voluntad con base a los lineamientos previstos en la ley. 

Estructura del derecho subjetivo

La estructura en el derecho subjetivo muestra tres secciones: 

  1. Sujeto: se trata del individuo al que el ordenamiento normativo le confiere el poder de actuar. En este caso se puede tratar de una persona natural o jurídica de acuerdo a las circunstancias.
  2. Objeto: esta sección representa la posición del sujeto frente a la conducta de terceros o sobre la potestad de ciertos bienes. Donde la actuación del sujeto debe ser conforme a la norma prevista.
  3. Contenido: es el ámbito de actuación que le corresponde al titular del derecho subjetivo. En este contenido se integra la protección jurídica que se le otorga al sujeto, donde se toman en cuenta la potestad, las facultades y las acciones.

Ejemplos de derechos subjetivos

Se consideran derechos subjetivos los siguientes ejemplos:

  • El derecho a la libertad de expresión, donde las personas tienen la facultad de expresar sus pensamientos y opiniones de manera autónoma.
  • Derecho a la propiedad, en este caso las personas tienen la facultad de ejercer control sobre sus bienes. Es decir, que el derecho subjetivo les permite utilizar, vender, alquilar o heredar activos.
  • Los derechos de autor, los cuales protegen la creatividad y originalidad de las obras realizadas.