Dación en pago

La dación en pago se refiere a la entrega de un bien por parte del deudor al acreedor para saldar una deuda. En otras palabras, es un mecanismo a través del cual se puede extinguir una obligación pautada al entregar una prestación diferente.

Además, en este proceso debe existir un acuerdo entre las partes con respecto a la modalidad de pago, términos y condiciones. Donde el bien entregado en pago representa un equivalente al monto de la deuda pendiente.

El Código Civil peruano es el marco normativo que establece los parámetros a seguir ante una dación en pago.

Criterios legales para la dación en pago

Según el artículo 1265 del Código Civil, el pago se considera realizado cuando el acreedor recibe una prestación diferente a la acordada. Es decir, que el deudor puede saldar total o parcialmente una deuda entregando al acreedor algo diferente a lo acordado como forma de pago.

El pago queda efectuado cuando el acreedor recibe como cancelación total o parcial una prestación diferente a la que debía cumplirse.

Artículo 1265 del Código Civil

Por otro lado, si se determina la cantidad que el acreedor recibirá como pago por parte del deudor, la relación entre las partes se rige por las reglas propias de una compraventa con base al artículo 1266 del Código Civil.

Si se determina la cantidad por la cual el acreedor recibe el bien en pago, sus relaciones con el deudor se regulan por las reglas de la compraventa.

Artículo 1266 del Código Civil

Esta regulación legal implica que ambas partes presentan derechos y deberes de acuerdo a las condiciones y términos acordados. Todo ello bajo los criterios definidos por la ley para este tipo de transacciones de compra y venta.

Elementos característicos de la dación en pago

De acuerdo a criterios legales, la dación en pago presenta los siguientes elementos característico:

  • Extinción de la deuda: la dación en pago tiene como propósito servir como medio para saldar una deuda. Es decir, que el deudor entrega un bien al acreedor para cumplir con la obligación contraída.
  • Consentimiento: para aplicar este proceso ambas partes deben estar de acuerdo con los términos definidos. Bajo este contexto, es necesario que exista un consentimiento mutuo sobre el bien que se entregará y su valor en relación con la deuda pendiente.
  • Voluntariedad: en este caso se considera que la dación en pago se establece de manera voluntaria. Por lo tanto, no pueden imponerse términos si no existe un mutuo acuerdo entre las partes.
  • Valoración del bien: el bien entregado en la dación en pago debe presentar el valor adecuado para cubrir la deuda existente. En otras palabras, el bien debe tener un valor equivalente al monto de la deuda.
  • Aceptación del acreedor: el acreedor debe aceptar el bien ofrecido por el deudor como forma de pago. Si este no está conforme con la naturaleza o el valor del bien, la dación en pago puede no ser aceptada.
  • Aplicación de normas: la dación en pago se regula en función de los criterios de una compraventa. En este caso, se consideran las reglas generales de una transacción, así como su formalización.
  • Efectos jurídicos: con base a los criterios legales una vez completada la dación en pago y aceptada por el acreedor, la deuda se considera saldada.
  • Tipos de bienes: la dación en pago puede afectar a bienes de distinta naturaleza. Por ejemplo: propiedades inmobiliarias, vehículos u otros activos de valor.