Contrato verbal

Un contrato verbal es un acuerdo que se hace de palabra entre dos o más partes. En otras palabras, se trata de un acuerdo a través del cual se intercambian condiciones de forma oral.

Bajo este contexto, los contratos verbales muestran validez bajo ciertas condiciones legales. Como son el consentimiento de las partes, el objeto y causa lícita.

En el Perú, el contrato celebrado de manera verbal se regula en función de las disposiciones del Código Civil. Donde se establecen los principios para determinar la validez de un acuerdo entre dos o más partes.

Principios legales vinculados con el contrato verbal

Un contrato es un acuerdo entre dos o más partes que tiene la finalidad de crear, regular o modificar una relación jurídica patrimonial. Esto en conformidad con las disposiciones del artículo 1351 del Código Civil peruano.

Además, el artículo 1352 del Código Civil sostiene que el perfeccionamiento de un contrato se genera por medio del consentimiento de las partes. Sin embargo, existen ciertos contratos que deben cumplir ciertos requisitos de ley.

Los contratos se perfeccionan por el consentimiento de las partes, excepto aquellos que, además, deben observar la forma señalada por la ley bajo sanción de nulidad.

Artículo 1352 del Código Civil

De hecho, el contrato como acto jurídico es la manifestación de voluntad entre las partes. Por ello, el artículo 140 del Código Civil sostiene que para su validez se consideran los siguientes elementos:

  • Plena capacidad de ejercicio, excepto restricciones definidas en la ley.
  • Objeto física y jurídicamente viable.
  • Fin legal.
  • Cumplimiento de la estructura prescrita bajo sanción de nulidad.

Bajo estos principios, no se presentan limitaciones para celebrar un contrato verbal, salvo que lo especifique de manera directa los procedimientos de ley.

Características de un contrato verbal

Un acuerdo verbal para ser efectivo en el contexto legal debe mostrar las siguientes características:

  • Consentimiento de las partes: las partes involucradas en el contrato deben expresar su voluntad de manera clara y libre. Es decir, que los implicados deben estar de acuerdo con los términos y condiciones.
  • Objeto lícito: el acuerdo definido entre los involucrados no puede ir en contra de las disposiciones y procedimientos de la ley.
  • Capacidad: las personas vinculadas con el contrato tienen que tener capacidad legal para establecer un acuerdo. En otras palabras, no deben existir impedimentos jurídicos para definir un contrato.
  • Causa válida: debe haber un motivo válido para establecer un acuerdo entre las partes. De esta forma, que no sea opuesto a los criterios legales definidos según las circunstancias.
  • Pruebas de existencia: a pesar de que el acuerdo se define de manera verbal, es necesario contar con pruebas que demuestren su existencia.
  • Posibilidad: el contrato debe ser viable desde el punto de vista físico y legal para mostrar validez.

Manifestación de voluntad

El artículo 141 del Código Civil peruano establece que la manifestación de voluntad se puede realizar de manera oral o escrita. Donde se emplean distintos medios para la comunicación.

Bajo este enfoque, en un contrato verbal las partes involucradas expresan su intención de comprometerse. Lo cual se manifiesta por medio de las palabras.

Por ello, los términos y condiciones del acuerdo se deben definir de manera clara y precisa, considerando los principios de ley.