Contrato de permuta

El contrato de permuta es aquel donde las partes involucradas en el acuerdo se comprometen a intercambiar bienes. Por ello, se establece a nivel legal la obligación de transferencia recíproca entre las partes.

Bajo esta perspectiva, el propósito esencial de este acuerdo es el intercambio de algún bien entre las partes. Esto con la finalidad de obtener beneficios para cada uno de los involucrados conforme a ley.

Los criterios de regulación del contrato de permuta se encuentran en el Código Civil peruano. En él se establecen los elementos legales de dicho contrato y las obligaciones que adquieren ambas partes.

Criterios legales para un contrato de permuta

Por permuta, las partes involucradas en un acuerdo están obligadas a transferir de forma recíproca un bien. Esto con base a los criterios definidos en el artículo 1602 del Código Civil.

Por la permuta los permutantes se obligan a transferirse recíprocamente la propiedad de bienes.

Artículo 1602 del Código Civil

En otras palabras, las personas que participan en el contrato de permuta establece como base legal el intercambio de bienes. Lo cual tiene como función obtener beneficios para ambas partes.

Por otro lado, el artículo 1603 del Código Civil sostiene que la permuta se regula en función de los criterios de compraventa. En este caso, los que sean aplicables de acuerdo a la base del intercambio entre las partes del acuerdo.

Elementos del contrato de permuta

En un contrato de permuta se consideran los siguientes elementos:

  • Sujeto activo: persona que propone el intercambio de bienes de manera recíproca con base al marco normativo. En este caso, se le designa el nombre de permutante.
  • Sujeto pasivo: persona que accede al intercambio de bienes de forma voluntaria, conforme el acuerdo establecido entre ambas partes.
  • Objeto: los bienes que se establezcan en el acuerdo deben poder ser objeto de intercambio bajo los criterios jurídicos definidos. Por ejemplo, propiedades, viviendas, vehículos, entre otros.
  • Consentimiento: para un contrato de permuta es necesario que exista el consentimiento al intercambio. Es decir, la voluntad de las partes para la transferencia recíproca de los bienes.

Características de un contrato de permuta

Un contrato de permuta presenta las siguientes características básicas:

  • Los sujetos que intervienen en el contrato de permuta deben ser los propietarios de los bienes definidos para el intercambio.
  • El contrato de permuta se fundamenta en la transferencia de bienes entre las partes del acuerdo.
  • Se trata de un contrato bilateral, ya que cada una de las partes tiene la obligación de transferir la propiedad de los bienes.
  • Se procede con base al consentimiento de los sujetos que intervienen en el acuerdo.
  • El contrato de permuta se maneja a nivel legal de acuerdo a criterios del contrato de compraventa.
  • Se establece de forma recíproca, es decir, no puede recibir un bien sin otorgarle otro bien a la otra parte.
  • Existe el mutuo acuerdo entre las partes para el intercambio de bienes con base a los criterios jurídicos.
  • El acuerdo se puede establecer de manera verbal o escrita con sustento en la negociación de los involucrados.
  • Se considera un contrato nominado y típico con base a los criterios jurídicos vigentes.