Aceptar la herencia

El hecho de aceptar la herencia se produce cuando un heredero manifiesta su voluntad de recibir los bienes, derechos y obligaciones de una persona fallecida. En este caso, toda persona que tenga capacidad de goce puede aceptar una herencia.

Es decir, todo aquel que cuente con aptitud o competencia para ser titular de derechos y deberes jurídicos. Bajo los requisitos de ley y procedimientos definidos para la sucesión.

La muerte de una persona da inicio a la sucesión y con ello se genera el derecho de cada sucesor a recibir la herencia. De esta forma, el heredero puede aceptar el patrimonio del causante o rechazarlo según las circunstancias que se presenten.

Características y consecuencias de la aceptación de la herencia

En el momento de aceptar la herencia, se presentan estas características: 

  • Se establece la aceptación de una herencia sólo cuando se abre la sucesión.
  • Se expresa con la manifestación de la voluntad del beneficiario.
  • De acuerdo a su naturaleza jurídica se determina como indivisible e incondicionada.
  • Es irrevocable, en este caso los efectos jurídicos son irreversibles.
  • Es retroactiva, dado que la herencia se transmite desde el momento de la muerte del causante.
  • Se puede ejercer este derecho por medio de un representante legal de ser necesario.
  • Al aceptar la herencia se adquieren tanto los activos como las obligaciones del causante.

Fundamentos legales para aceptar la herencia

El artículo 672 del Código Civil sostiene que las formas de aceptar la herencia se pueden expresar en un instrumento público o privado. En este instrumento se plantea una aceptación tácita si el heredero entra en posesión de la herencia.

La aceptación expresa puede constar en instrumento público o privado. Hay aceptación tácita si el heredero entra en posesión de la herencia o practica otros actos que demuestren de manera indubitable su voluntad de aceptar.

Artículo 672 del Código Civil

Lo mismo ocurre si, por medio de otros actos, demuestra su voluntad de aceptar los bienes, derechos y obligaciones del causante. 

Por otro lado, el artículo 673 expresa que la presunción de aceptación de herencia se establece: 

  • Cuando han transcurrido 3 meses y el heredero se encuentra en el territorio y no ha manifestado su voluntad de renunciar.
  • Cuando han pasado 6 meses y el heredero que se encuentra en el extranjero no ha manifestado la voluntad de renunciar.

Estos plazos de tiempo definidos no se pueden interrumpir por ninguna causa según los criterios de ley previstos.

Carácter de la aceptación de la herencia

La aceptación de una herencia no puede ser parcial, condicional ni a término. Esta se considera irrevocable y sus efectos se manifiestan con la apertura de la sucesión, de acuerdo a los criterios del artículo 677 del Código Civil peruano.

La aceptación y la renuncia de la herencia no pueden ser parciales, condicionales, ni a término. Ambas son irrevocables y sus efectos se retrotraen al momento de la apertura de la sucesión.

Artículo 677 del Código Civil

Este proceso implica el cumplimiento de ciertos requerimientos legales para ser válido y efectivo. Además, debe expresarse la voluntad del heredero ante la sucesión.

Por lo tanto, aceptar la herencia se considera un acto jurídico que genera efectos. En el proceso el heredero asume la responsabilidad legal sobre el patrimonio del causante, tanto bienes como derechos y deberes.

El derecho de aceptar la herencia se transmite a los herederos en caso de que el primer beneficiario fallezca. Lo cual se determina en función de los criterios del artículo 679 del Código Civil peruano, donde el plazo previsto correrá a partir de la fecha del fallecimiento.

El derecho de aceptar o renunciar la herencia, se trasmite a los herederos. En tal caso, el plazo del artículo 673 corre a partir de la fecha de la muerte del primer llamado.

Artículo 679 del Código Civil