Patria potestad

La patria potestad es el conjunto de derechos, atribuciones y deberes que tienen los padres sobre los hijos no emancipados.

La patria potestad corresponde a los padres con independencia de que estén casados entre sí o no, ya que se fundamenta en las relaciones paterno-filiales.

Por ejemplo, algunas decisiones que entran dentro del ámbito de la patria potestad son:

  • La educación del hijo
  • El cambio de domicilio
  • El cambio del orden de los apellidos del hijo

Todo ello de común acuerdo de ambos progenitores.

Patria potestad

La patria potestad es el conjunto de derechos y obligaciones que poseen los padres sobre los hijos no emancipados

A lo largo de esta guía conocerás los derechos y obligaciones de la patria potestad (tanto de los padres como de los hijos), cómo se ejerce, las causas de extinción y los casos en los que se puede privar de la patria potestad a los progenitores.

Nuestro Código Civil regula la patria potestad a partir del artículo 154.

¿Qué derechos y deberes comprende la patria potestad?

Los padres que ejercen la patria potestad tendrán los siguientes derechos y deberes (art 154 cc):

  1. Velar por los hijos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral.
  2. Representar y administrar los bienes de los hijos.

Asimismo, los padres podrán solicitar el auxilio judicial en el ejercicio de su función.

¿Tienen obligaciones los hijos sujetos a patria potestad?

Sí, los hijos sujetos a patria potestad deben (art 155 cc):

  1. Obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad, y respetarles siempre.
  2. Contribuir a las cargas de la familia, según sus posibilidades, mientras convivan con ella.

¿Cómo se ejerce la patria potestad?

  • La patria potestad se ejercerá siempre en interés de los hijos, de acuerdo con su personalidad y respetando sus derechos e integridad física y mental.
  • Como regla general, se ejercerá conjuntamente por ambos progenitores.
  • También podrá ejercerse por uno solo con el consentimiento expreso o tácito del otro.
  • Los actos que realice uno solo de los progenitores conforme a los usos sociales y en circunstancias de urgente necesidad, serán válidos.
  • Si no hay acuerdo entre los progenitores, cualquiera de ellos podrá acudir al Juez para que decida.
  • En defecto, ausencia, incapacidad o imposibilidad de uno de los padres, la patria potestad será ejercida exclusivamente por el otro.
  • Si los padres viven separados:
    • La patria potestad se ejercerá por aquel con quien el hijo conviva.
    • Se podrá ejercer conjuntamente, si el progenitor con el que no conviva el hijo lo solicita.
    • O distribuir entre el padre y la madre las funciones propias de la patria potestad.
  • El menor no emancipado ejercerá la patria potestad sobre sus hijos con la asistencia de sus padres y, a falta de ambos, de su tutor; en casos de desacuerdo o imposibilidad, con la del Juez.

El hecho de que la patria potestad deba ejercerse de forma conjunta por ambos progenitores, con independencia de quien ostente la custodia, implica que el progenitor custodio no podrá tomar decisiones importantes unilateralmente sobre aspectos relativos al menor.

En el caso de que sea imposible llegar a un acuerdo entre progenitores, el progenitor custodio deberá iniciar un procedimiento de jurisdicción voluntaria para que sea un Juez quien tome la decisión.

Causas de extinción de la patria potestad

La patria potestad terminará:

  • Por la muerte o declaración de fallecimiento de los padres o del hijo.
  • Por la emancipación.
  • Por la adopción del hijo.

Privación de la patria potestad

Es posible que los progenitores sean privados total o parcialmente de la patria potestad mediante una sentencia fundada por el incumplimiento de las obligaciones correspondientes y por una causa lo suficientemente grave (como malos tratos, condena penal, alcoholismo, perturbaciones mentales, etc.).

Esta privación de la patria potestad no es definitiva, sino que se puede recuperar la patria potestad si se demuestra que la causa que dio lugar a esa privación ha desaparecido.

Ahora bien, los hijos menores tienen derecho a relacionarse con sus progenitores aunque no ejerzan la patria potestad, salvo disposición judicial en contra.

Patria potestad prorrogada o rehabilitada

La patria potestad se prorrogará sobre los hijos incapacitados, al llegar estos a la mayoría de edad.

La patria potestad se rehabilitará sobre los hijos mayores de edad solteros que convivan con los progenitores, o cualquiera de ellos, y sean declarados incapacitados.

En ambos casos, la patria potestad se ejercerá en la forma prevista en la resolución de incapacitación y subsidiariamente según lo dispuesto en el Código Civil.

La patria potestad prorrogada terminará:

  • Por la muerte o declaración de fallecimiento de ambos padres o del hijo.
  • Por la adopción del hijo.
  • Por haberse declarado la cesación de la incapacidad.
  • Por haber contraído matrimonio el incapacitado.

Aunque la patria potestad prorrogada se extinga, si la causa que originó la declaración de incapacidad persiste, se establecerá un régimen de tutela a favor del incapaz.

Diferencias entre patria potestad y guarda y custodia

No debes confundir patria potestad con guarda y custodia.

La patria potestad se refiere a la representación general y administración de los bienes de los hijos menores de edad. Por el hecho de ser padre o madre siempre tendrás la patria potestad sobre los hijos menores de edad (salvo las excepciones anteriormente comentadas).

La guarda y custodia en cambio se centra en la convivencia habitual y diaria con los hijos menores de edad.

En caso de separación o divorcio, lo normal es que ambos progenitores tengan la patria potestad, si bien la guarda y custodia se suele atribuir a uno de ellos (custodia monoparental), excepto los supuestos de custodia compartida.