Pareja de hecho

La pareja de hecho consiste en la convivencia pública y estable entre dos personas de distinto o igual sexo, con intereses comunes en desarrollar una vida familiar.

Pareja de hecho

Una pareja de hecho es una unión jurídica diferente al matrimonio entre dos personas que tienen una relación estable y una convivencia

A nivel estatal no existe una ley que regule las parejas de hecho. Algunas Comunidades Autónomas han regulado su propia ley sobre parejas de hecho o unión de hecho (Andalucía, Cataluña, Canarias, Extremadura, Galicia, Murcia, País Vasco, Valencia…).

En las Comunidades donde no hay una ley específica (Castilla-La Mancha, Castilla-León…) se contempla la posibilidad de inscripción en el Registro de Parejas de Hecho.

Por lo que deberás tener en cuenta, para la formalización de una pareja de hecho, la legislación de tu lugar de residencia.

Requisitos para ser pareja de hecho

En términos generales, estos son los requisitos que se deben reunir para la formalización de una pareja de hecho.

Ten en cuenta que para conocer tus derechos como pareja de hecho tendrás que acudir a la legislación de la Comunidad Autónoma donde residas.

7 requisitos para formar una pareja de hecho:

  1. Ser mayor de edad o emancipado.
  2. No estar incapacitado.
  3. Que no exista parentesco directo entre los miembros de la pareja de hecho.
  4. No estar casados. De haber estado casado algún miembro, será preciso acreditar el divorcio.
  5. Acreditar un periodo mínimo de convivencia.
  6. En algunos casos, otorgamiento de escritura pública.
  7. Inscripción en el Registro habilitado al efecto por cada Comunidad Autónoma.

Recuerda que según el lugar de residencia se podrán exigir otros requisitos distintos.

Puntos en común entre pareja de hecho y matrimonio

La pareja de hecho y el matrimonio son figuras que, si bien presentan importantes diferencias (si quieres saber las principales diferencias entre pareja de hecho y matrimonio haz click en este enlace), también tienen similitudes.

A continuación exponemos algunos de los puntos en común:

Hijos

Los obligaciones de los padres respecto a los hijos son las mismas en caso de matrimonio o pareja de hecho.

En caso de ruptura, las medidas a tomar (sobre alimentos, custodia, régimen de visitas…) son las mismas. La única diferencia es el procedimiento judicial a seguir.

Permisos laborales retribuidos

Los convivientes (pareja de hecho) disfrutan de los mismos permisos laborales que los cónyuges (matrimonio).

  • Permiso por paternidad o maternidad.
  • Permiso por enfermedad grave o muerte de la pareja.
  • Permiso tras el matrimonio o inscripción de la pareja de hecho.

Aunque en el supuesto de empresas privadas dependerá del convenio colectivo del sector de que se trate.

Asistencia Sanitaria

Tendrán la condición de beneficiarios de un asegurado, quienes se encuentren, entre otras, en las siguientes situaciones:

  • Ser cónyuge de la persona asegurada o convivir ella con análoga relación de afectividad, constituyendo pareja de hecho.

En consecuencia, el conviviente disfruta de los mismos derechos de asistencia sanitaria que el cónyuge.

Alquileres

Al igual que en el matrimonio, si fallece un miembro de la pareja de hecho el otro podrá subrogarse en el contrato de arrendamiento.

Únicamente el sobreviviente tendrá que acreditar dos años de convivencia con el fallecido, salvo que hubiera hijos en común.

Ayudas, becas y subvenciones

Tanto los cónyuges como los miembros de las parejas de hechos pueden acceder a este tipo de ayudas.

¿Buscas un abogado especialista en parejas de hecho?

Te ayudamos a encontrar abogado de familia de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.