Tentativa

La tentativa se define como el intento de cometer un delito sin que este llegue a consumarse por completo. En otras palabras, se configura la tentativa cuando una persona lleva a cabo acciones que evidencian claramente su intención de perpetrar un delito, pero, por alguna razón, el delito no se materializa por completo.

En muchos sistemas legales la tentativa está sujeta a penalización, aunque esta puede ser menos severa en comparación con la comisión total del delito. La finalidad subyacente es sancionar la peligrosidad de la conducta y prevenir la realización plena del delito, incluso cuando la ejecución no se ha llevado a cabo en su totalidad.

Tentativa en México

El Código Penal Federal de México contempla en su Capítulo II el concepto de tentativa en el artículo 12.

Según este artículo, se considera tentativa punible cuando una persona manifiesta su intención de cometer un delito mediante la realización parcial o total de los actos que deberían dar lugar al resultado del delito, o al omitir aquellos actos que deberían evitarlo. La tentativa se configura siempre y cuando el delito no se consuma debido a causas externas a la voluntad del agente.

En el caso de imponer la pena por tentativa, el juez tiene la responsabilidad de tomar en cuenta cuán cerca estuvo el agente de lograr el resultado final del delito.

Además, si el sujeto desiste voluntariamente de la ejecución del delito o impide su consumación, no se impondrá ninguna pena o medida de seguridad en relación con ese acto en particular. Sin embargo, esta renuncia no exime al individuo de la aplicación de las sanciones correspondientes por los actos ya ejecutados u omitidos que, por sí mismos, constituyan delitos independientes.

Existe tentativa punible, cuando la resolución de cometer un delito se exterioriza realizando en parte o totalmente los actos ejecutivos que deberían producir el resultado, u omitiendo los que deberían evitarlo, si aquél no se consuma por causas ajenas a la voluntad del agente.

Para imponer la pena de la tentativa el juez tomará en cuenta, además de lo previsto en el artículo 52, el mayor o menor grado de aproximación al momento consumativo del delito.

Si el sujeto desiste espontáneamente de la ejecución o impide la consumación del delito, no se impondrá pena o medida de seguridad alguna por lo que a éste se refiere, sin perjuicio de aplicar la que corresponda a actos ejecutados u omitidos que constituyan por sí mismos delitos.

Artículo 12 del Código Penal

Aplicación de sanciones

El artículo 63 del mismo código establece que cuando una persona es considerada responsable de tentativa punible, el juez tiene la facultad de imponer una sanción que no exceda las dos terceras partes de la pena que se le habría impuesto de haberse consumado el delito, a menos que exista una disposición legal en contrario.

Por otro lado, en situaciones de tentativa en las cuales no sea posible determinar el daño que se pretendía causar, y cuando dicho daño sea esencial para la tipificación del delito, la sanción aplicable será de hasta la mitad de la pena mencionada anteriormente.

En el caso específico de la tentativa punible de un delito calificado como grave por la ley, la autoridad judicial está facultada para imponer una pena de prisión que no sea inferior a la pena mínima establecida y que puede llegar hasta las dos terceras partes de la sanción máxima prevista para el delito consumado.

Al responsable de tentativa punible se le aplicará a juicio del juez y teniendo en consideración las prevenciones de los artículos 12 y 52, hasta las dos terceras partes de la sanción que se le debiera imponer de haberse consumado el delito que quiso realizar, salvo disposición en contrario.

En los casos de tentativa en que no fuere posible determinar el daño que se pretendió causar, cuando éste fuera determinante para la correcta adecuación típica, se aplicará hasta la mitad de la sanción señalada en el párrafo anterior.

En los casos de tentativa punible de delito grave así calificado por la ley, la autoridad judicial impondrá una pena de prisión que no será menor a la pena mínima y podrá llegar hasta las dos terceras partes de la sanción máxima prevista para el delito consumado.

Artículo 63 del Código Penal

Los delitos en grado de tentativa con sanciones específicas en este Código Penal Federal son la falsificación de dinero y el robo. Para el primero la pena se estima de cuatro a ocho años de prisión y hasta trescientos días de multa. En el caso de robo, si no es posible determinar el valor del monto, se aplican de dos días hasta dos años de prisión.

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.