Sobreseimiento

Si bien el Código Nacional de Procedimientos Penales (en adelante CNPP) no lo define, se puede entender el sobreseimiento como la resolución judicial que se dicta antes de que concluya el procedimiento penal (juicio) y que pone fin al mismo sin pronunciarse propiamente sobre el fondo del asunto.

Sobreseimiento

El sobreseimiento es una resolución judicial que se manifiesta en forma de auto.

Cuáles son las causas de sobreseimiento

El artículo 327 del CNPP establece 9 causales, estas son: que no haya acción alguna que perseguir, que la acción no sea un delito, que sea evidente la inocencia del acusado, que el acusado no sea responsable (porque hubo una causa de exclusión del delito como la legítima defensa), porque el Ministerio Público considere que no tiene pruebas, por que se hubiere extinguido la acción penal (por prescripción por ejemplo), porque el delito que se persigue dejo de serlo según una ley actual, por que el acusado ya hubiese sido juzgado por ese delito, por la muerte del acusado.

A su vez se puede dictar sobreseimiento cuando:

  • El acusado haya cumplido con las condiciones establecidas dentro de su resolución de suspensión condicional del proceso (artículo 199 del CNPP).
  • Después de la etapa de investigación complementaria el Ministerio Público no se manifieste sobre si se seguirá el procedimiento, o si solicitará el sobreseimiento el mismo, el juez dictará de oficio el sobreseimiento.

Consecuencias del Sobreseimiento

Según establece el artículo 328 del CNPP, el sobreseimiento tiene los efectos de una sentencia de inocencia, por lo que termina el juicio, y hace que sea legalmente imposible volver a juzgar por ese delito al acusado o como se dice en latin non bis in idem (que se interpreta como nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito).

Adicionalmente, con este se dan por canceladas todas las medidas cautelares dictadas en contra del acusado, como el otorgamiento de garantía (artículo 175 CNPP).