Prueba preconstituida

La prueba preconstituida hace referencia a la evidencia que se exhibe ante un tribunal y que ha sido recolectada y preparada con antelación al juicio. Esta evidencia puede comprender documentos, grabaciones, informes periciales, entre otros, y su propósito es respaldar los argumentos de una de las partes en el caso sin requerir que los testigos la presenten durante el juicio.

Este tipo de prueba se emplea para agilizar el proceso legal y simplificar la presentación de información crucial ante el tribunal.

Diferencia con prueba anticipada

La distinción entre prueba preconstituida y prueba anticipada está en que la prueba preconstituida debe llevarse a cabo antes de llegar al juicio y se considera concluida durante la fase de investigación del delito.

La prueba anticipada puede realizarse durante el juicio oral, pero debido a circunstancias especiales fundamentadas ante el juez, se presenta anticipadamente.

Consideraciones generales

Aunque el Código Nacional de Procedimientos Penales de México no aborda explícitamente la prueba preconstituida, diversos elementos contenidos en sus disposiciones guardan relación con la idea general de esta forma de evidencia y con los principios aplicables a la presentación y valoración de pruebas en el ámbito penal. Básicamente, las pruebas preconstituidas deben guardar y presentarse con ciertas características aplicables a distintos tipos de pruebas. 

El artículo 260 del código define el antecedente de investigación como cualquier registro incorporado en la carpeta de investigación que sirva de sustento para aportar datos de prueba. 

Esta definición sugiere la posibilidad de que la información recopilada durante la investigación, como documentos, informes o grabaciones, pueda considerarse como antecedente de prueba. Este concepto guarda similitud con la noción de prueba preconstituida, al ser evidencia recopilada antes del juicio y presentada durante el mismo.

Validez y valor

El artículo 261 introduce el término "dato de prueba", indicando que es la referencia al contenido de un medio de convicción que aún no ha sido presentado ante el tribunal. Este dato debe ser adecuado y relevante para establecer de manera lógica la existencia de un delito y la probable participación del acusado. Aunque no se menciona específicamente la prueba preconstituida, la definición sugiere la importancia de que la evidencia presentada sea pertinente y adecuada, aspectos importantes que deben tener las pruebas preconstituidas.

Los artículos 263 y 264 resaltan la importancia de que los datos y pruebas sean obtenidos, producidos y reproducidos lícitamente. Establecen que es fundamental obtener, producir y reproducir datos y pruebas de manera legal. 

Se establece que, si la evidencia se obtiene ilegalmente y violando derechos fundamentales, podría ser excluida o anulada. Estos principios se relacionan con las consideraciones éticas y legales asociadas a la prueba preconstituida, ya que su aceptación suele depender de la legalidad en su obtención.

El artículo 265 se ocupa de cómo el Órgano jurisdiccional evalúa y asigna valor a los datos y pruebas. Este artículo establece que la asignación de valor se realiza de manera libre por parte del tribunal, es decir, el tribunal tiene la libertad de decidir cuánto peso dar a cada dato y prueba presentados durante el proceso. Este principio es importante, ya que también se utiliza para considerar la fuerza probatoria de las pruebas preconstituidas.

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.