Pensión compensatoria en Nuevo León

​​La pensión compensatoria en Nuevo León se establece en casos de divorcio o separación, para contrarrestar las disparidades económicas entre los cónyuges. Su finalidad es apoyar al cónyuge en una situación financiera más vulnerable, permitiéndole mantener un nivel de vida similar al experimentado durante el matrimonio.

En la práctica, se concede cuando hay una notable desigualdad financiera como consecuencia de la disolución del matrimonio. Además, la pensión compensatoria puede ser otorgada en función de varios factores, como la duración del matrimonio, el papel desempeñado por cada cónyuge en el ámbito doméstico o laboral durante la unión, y las capacidades económicas y necesidades presentes de ambos y sus hijos.

Tenemos el abogado que estás buscando

Tenemos el abogado que estás buscando

¡No sigas buscando! Tenemos los mejores abogados especialistas de tu ciudad. Contacta ahora y dinos qué necesitas.

Quiero un abogado

Diferencias entre pensión compensatoria y pensión alimenticia en Nuevo León

Aunque comparten similitudes, existen diferencias significativas entre la pensión alimenticia y la pensión compensatoria.

  • La pensión alimenticia, aunque puede ser acordada entre los cónyuges, tiene como principal objetivo cubrir las necesidades económicas de los hijos tras la separación de los padres.
  • En contraste, la pensión compensatoria se dirige exclusivamente a proporcionar apoyo financiero al cónyuge que enfrenta desventajas económicas como consecuencia de la separación. Un ejemplo típico sería cuando uno de los cónyuges se dedicó al cuidado del hogar y de los hijos, lo que le impidió trabajar o adquirir bienes por cuenta propia.

La pensión compensatoria en Nuevo León

En el Código Civil para el estado de Nuevo León, la pensión compensatoria no está contemplada en los casos de divorcio. En su lugar, se establece que, una vez que el divorcio se vuelva ejecutivo, se procederá a la división de los bienes comunes. Se busca asegurar las obligaciones pendientes entre los cónyuges o con respecto a los hijos, siguiendo las disposiciones del código relacionadas con los derechos y obligaciones alimenticias.

Esto quiere decir que, en lugar de una compensación, los divorcios en esta entidad federativa se centran en dividir los bienes como forma de equilibrar financieramente la situación de los involucrados.

Por otra parte, también se establece que los cónyuges divorciados tienen la responsabilidad de contribuir, en proporción a sus bienes, al sustento y educación de los hijos. Es decir, si uno de los involucrados dispone de una situación financiera mejor que la del otro, este contribuirá más financieramente al cuidado de los hijos como medida de combatir la disparidad económica.

Ejecutoriado el divorcio, se procederá desde luego a la división de los bienes comunes, se tomarán las precauciones necesarias para asegurar las obligaciones que queden pendientes entre los cónyuges o con relación a los hijos en cuyo caso se estará a lo dispuesto a los derechos y obligaciones alimentistas que prevé este Código. Los consortes divorciados tendrán obligación de contribuir, en proporción a sus bienes, a la subsistencia y educación de los hijos.

Para el caso de que existan bienes afectos al patrimonio familiar deberá estarse a lo dispuesto en el artículo 739 fracción VI de este Código.

Artículo 287 del Código Civil para el Estado de Nuevo León

Del mismo modo, en el código se destaca que, en situaciones de divorcio, el cónyuge inocente tiene derecho a recibir alimentos. Esta disposición representa una consideración especial hacia el cónyuge que no es culpable de la ruptura matrimonial, reconociendo su necesidad de apoyo financiero en esta coyuntura.

En los casos de divorcio, el cónyuge inocente tendrá derecho a alimentos mismos que perderá si concurren en él alguna de las siguientes circunstancias:

I.- Que contraiga nuevas nupcias o se una a otra persona con fines semejantes al matrimonio;

II.- Que no tenga un modo honesto de vivir; y

III.- Que tenga bienes propios para subsistir y se encuentre en posibilidades para trabajar.

Además, cuando por el divorcio se originen daños o perjuicios a los intereses del cónyuge inocente, el culpable responderá de ellos como autor de un hecho ilícito.

En el divorcio por mutuo consentimiento, salvo pacto en contrario, los cónyuges no tienen derecho a pensión alimenticia, ni a la indemnización que concede este artículo.

En el caso de divorcio necesario por la causal contenida en la fracción XIX del artículo 267 de este Código, en lo relativo a los alimentos entre los cónyuges y la capacidad para contraer nuevo matrimonio, regirán en lo conducente las disposiciones en materia de divorcio por mutuo consentimiento.

Artículo 288 del Código Civil para el Estado de Nuevo León

Puede señalarse que este derecho se establece como una alternativa a la pensión compensatoria en Nuevo León, proporcionando una salvaguarda económica al cónyuge inocente, especialmente si este se dedicó al cuidado del hogar y no tiene los mismos recursos financieros que el cónyuge culpable.

Buscar abogado para pensión compensatoria en Nuevo León

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.