Medidas de seguridad

Las medidas de seguridad son normativas legales y acciones prácticas diseñadas para salvaguardar a la sociedad. En otras palabras, constituyen una especie de penalidades impuestas a un individuo que haya cometido un delito, considerando su propensión delictiva, con el propósito de favorecer su reeducación y reintegración a la sociedad. Esto significa que son medios preventivos de tipo penal que se aplican en función de la peligrosidad del involucrado.

Penas y medidas de seguridad

Las medidas de seguridad y las penas comparten similitudes como consecuencias legales derivadas de conductas delictivas, pero son diferentes en sus enfoques y objetivos fundamentales. Las penas tienen como objetivo la retribución y el castigo del delincuente, y a menudo se diseñan con el propósito adicional de disuadir a otros de cometer delitos similares. Es decir, la esencia de las penas radica en imponer un castigo proporcional al acto delictivo, buscando restablecer el equilibrio de la justicia y generar un efecto preventivo en la sociedad.

Por otro lado, las medidas de seguridad se orientan hacia la rehabilitación del delincuente y la protección de la comunidad. A diferencia de las penas, que se centran en el pasado y en la culpabilidad del infractor, las medidas de seguridad buscan mejorar el futuro. De esta forma, buscan abordar las causas que originaron el comportamiento delictivo, ofreciendo oportunidades para la corrección y la reintegración del individuo a la sociedad de una manera más positiva.

Medidas de seguridad en México

El Código Penal Federal de México establece en su artículo 24 las penas y medidas de seguridad son:

  • Prisión: privación de libertad del infractor.
  • Tratamiento en libertad, semilibertad y trabajo en favor de la comunidad: rehabilitación del delincuente a través de diferentes modalidades de tratamiento.
  • Internamiento o tratamiento en libertad de inimputables y de quienes tengan el hábito o la necesidad de consumir estupefacientes o psicotrópicos: medidas específicas para personas que no son penalmente responsables o que tienen problemas de adicción.
  • Confinamiento: restricción del movimiento del infractor a un lugar específico.
  • Prohibición de ir a lugar determinado: limitación del acceso del infractor a ciertos lugares.
  • Sanción pecuniaria: multa como forma de castigo económico.
  • Decomiso de instrumentos, objetos y productos del delito: confiscación de elementos relacionados con la comisión del delito.
  • Amonestación: advertencia formal al infractor.
  • Apercibimiento: notificación de advertencia sobre futuras consecuencias.
  • Caución de no ofender: compromiso de no cometer nuevos delitos.
  • Suspensión o privación de derechos: suspensión temporal o pérdida de ciertos derechos.
  • Inhabilitación, destitución o suspensión de funciones o empleos: pérdida temporal o permanente de funciones laborales.
  • Publicación especial de sentencia: difusión específica de la sentencia a la comunidad.
  • Vigilancia de la autoridad: supervisión continua por parte de autoridades.
  • Suspensión o disolución de sociedades: paralización temporal o disolución de entidades legales.
  • Medidas tutelares para menores: acciones específicas dirigidas a la protección y corrección de menores infractores.
  • Decomiso de bienes correspondientes al enriquecimiento ilícito: confiscación de activos adquiridos de manera ilícita.
  • La colocación de dispositivos de localización y vigilancia: utilización de dispositivos para monitorear y supervisar la ubicación del infractor.

Por último, recordar que el artículo incluye una disposición general que permite la incorporación de otras sanciones que puedan ser establecidas en otras leyes.

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.